miércoles, 24 de diciembre de 2014

¿Dónde está la Navidad?


Esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad. Esta es la letra de un típico villancico español. Pero, ¿de verdad esta noche será Nochebuena?. ¿Con tantos de nuestros hermanos pasando frío y hambre podemos celebrar la Navidad?. ¿Con un país con tanta carencia y tanta mentira podemos celebrar la Navidad?.
Jesús vino a la Humanidad para dejarnos un mensaje muy sencillo: "amaos los unos a los otros como yo os he amado" y "lo que hagáis con uno de vuestros hermanos, me lo estáis haciedo a mí". Por eso celebramos la Navidad, porque recordamos no sólo la llegada de Jesús, sino su mensaje de fraternidad. 
¿De verdad pensamos que la Navidad no es más que un día para comer y beber sin hartura y gastarnos los dineros en regalos? Pues para muchos en nuestra maltrecha sociedad eso es lo único que representa la Navidad. Hemos convertido esta entrañable efeméride en una fiesta pagana anglosajona. En una fiesta de consumo y excesos. ¡Qué pena!
Si sólo concebimos esa idea de la Navidad nos habremos convertido en meros idólatras. Si concebimos así esta noche, Jesús no volverá a nacer en nuestros corazones y en nuestro entendimiento. Porque si Jesús llega a los dos lugares (no sólo esta noche) nos devolverá la humildad, la ilusión, la sencillez y el amor al prójimo.
Desgraciadamente esa idolatría, ese oropel tan deslumbrante que irradian los ídolos, es un mal que nos acucia demasiado y hace perder la perspectiva de la verdad: la Fe en Dios y la Fraternidad entre los hombres.

A pesar de ello, a todos los que seguís la Plazuela os deseo Feliz Navidad. Y a los que no, también.

No hay comentarios: