lunes, 2 de junio de 2014

Hoy es un día histórico


Hace hora y media que nos sorprendía la noticia de que el Jefe de Estado, Juan Carlos I, abdicaba en su hijo, Felipe de Borbón. Y es que los borbones llevan buena racha en esto de abdicar. Tanto el abuelo como el padre de don Juan Carlos se vieron en el brete de abdicar y/o renunciar a la Jefatura del Estado. Y hoy le ha tocado el turno al monarca actual. No es porque uno se sienta republicano, que lo es, pero me da a mi que la Monarquía española no va por buen camino y a las pruebas me remito. Es indudable que durante estos cuarenta años, la Corona ha tenido sus aciertos, pero también sus sombras. Y es también significativo, repito, cómo últimos representantes de la dinastía borbónica se han visto en la necesidad de marcharse por el bien de la Institución y de la Nación. Así las cosas, de diez reyes borbones, la mitad han abdicado y/o renunciado (Felipe V en su hijo Luis I; Carlos IV en la avergonzantes abdicaciones de Bayona; Isabel II en su hijo Alfonso XII; Alfonso XIII en su hijo Juan, conde de Barcelona y aunque no reinó abdicó simbólicamente en Juan Carlos I y este en su hijo Felipe....ah y no hemos contado a Amadeo). Le ha dado envidia de Rubalcaba, seguro.


No obstante creo que hoy España cierra un período de crisis política, de identidad y de modelo de Estado creado en la Transición. Me da a mí que ante el panorama que se nos presenta, se abre una nueva etapa, pudiedo dar carpetazo a la citada etapa. Esta renuncia ha sido más impuesta que deseada viendo los cambios que se avecinan y la situación actual de un país en quiebra y en demolición.:

- Crisis de la democracia impuesta en la Transición
- Crisis de la Constitución
- Crisis económica
- Crisis de los partidos políticos tradicionales
- Paro y pobreza
- Corrupcion generaliza (incluso en la "sacrosanta Institución de la Corona")
- La ruptura del Estado y el deseo de autodeterminación de varios territorios nacionales

¡Cómo para no largarse!


El panorama, desgraciadamente es poco halagüeño. El sistema bipartidista hace aguas por todas partes. El gobierno campa a sus anchas, sin oposición y haciendo de las suyas. El PSOE inmerso en un proceso autodestructivo. Los partidos de la izquierda diseminados en varios corpúsculos.Todo ello hace que no se salga de la crisis de paro y pobreza en la que está España. Y a esto hay que sumarle el tema de Cataluña y el País Vasco. ¡Tiene miga el asunto!

Pero no hay que preocuparse. Ahora viene el Mundial y el fútbol nos servirá como opiáceo a todos estos problemas de nuestro país. ¡Yo soy español, español, español!

"Le roi est mort, vive le roi"

1 comentario:

Sara Bastante Valero dijo...

Pobre Amadeo... relegado de la historia jajajaja