miércoles, 12 de marzo de 2014

Estoy indignado



Estar indignado con nuestro Ayuntamiento es lo más normal del mundo, pero ser conscientes de que se vuelve a perjudicar a la Semana Santa, es que me revuelve las tripas. Ayer se conocía la noticia que el ínclito Ayuntamiento ha prohibido a la Banda de cornetas y tambores Virgen del Prado-La Pasión poder ensayar en la calle. ¿Esta es la libertad de la democracia? ¿Esto es lo que nos venden nuestras instituciones democráticas? ¿Esto se merecen personas que llevan el nombre de NUESTRA CIUDAD fuera de ella y pagan además sus impuesto? Pues no se lo merecen, oiga usted. Y lo triste de todo ello es que esta decisión puede tener consecuencias para el resto de bandas de la ciudad y ya amigo, ahí sí que ya me tocan la fibra más sensible.

Por eso cuando en tertulias y foros nos preguntamos si Ciudad Real es cofrade, yo siempre digo que no. A Ciudad Real la Semana Santa y todo lo que a ella le rodea, LES DA IGUAL Así, como suena. Las instituciones en vez de permitir que la gente ensaye en las calles y que estén alejados de la droga y el alcohol, PERMITE EL BOTELLÓN en la vía pública, algo que por ley nacional ESTÁ PROHIBIDO. En esta ciudad surrealista que es la nuestra, no solo se permite este atentado a la razón y a la salud pública, sino que se les valla el botellódromo, se manda dispositivos policiales y se pagan los servicios de recogida de basuras para que quede límpio. Ah, se me olvidaba. nuestros responsables municipales permiten que la muchachada haga su botellón en una zona donde hay tres colegios. Muy didáctico y salubre, ¿verdad?

Esta ciudad es Jauaja, y ahora van y prohiben que esta banda pueda ensayar en la calle, porque algún  iluminado es molestado. Si fuera otra ciudad, estariamos deseando que llegaran estas fechas para escuchar los acordes de nuestras bandas pues ya presagian la inminente llegada de la Semana Grande. Pero seguro que el denunciante será de esos que el Domingo de Ramos se vaya al pueblo a sacar a su santo o a la playa, que es más snob.


Un Ayuntamiento que presume de Semana Santa, que vende la moto diciendo que somos de Interés Turístico Nacional, que se hace la foto, que preside las procesiones... debe permitir que esta gente y cualquier otra banda, ensaye en la vía pública, que para eso está, mientras no se excedan a la madrugada. ¿O es que el botellódromo no hace ruido? ¿En esto no se queja la vecindad?

 Que se dejen de prohibir (es a lo que están acostumbrados toda la vida) pues luego presumen de ser  liberales (para lo que quieren). Les recuerdo aquella frase de Adam Smch (algunos tendrán que repasar en los manuales de la facultad, otros seguro que en los de la EGB, porque no tendrán ni el Bachiller terminado) "laissez faire, laissez passer" (dejen entrar, dejen pasar).  Que dejen ya de poner puertas al campo, que dejen a la gente joven que convivan en esto, en la Semana Santa, en las bandas, en las cuadrillas de costaleros, en armonía y acaben con esa lacra social que es el botellón, que está matando a nuestra juventud, por una miseria de votos. Pequeño plato de lentejas para la enorme miseria que están acarreando.

Desde la Plazuela del Carmen deseamos manifestar nuestro desacuerdo más absoluto con tal decisión emitida y nuestro apoyo más grande y sincero para la Banda del Prado-La Pasión.

1 comentario:

Alberto Palomares Sanchez dijo...

Totalmente de acuerdo con tus palabras.

Las autoridades de esta ciudad, en especial el ayuntamiento, se pasan por el forro de los cojones las cosas.

Bueno no todas, porque llevamos 10 años con denuncias por ruido de discotecas y las denuncias se pierden por el camino, y resulta que porque un grupo se queje ahora por realizar un acto que favorece la cultura e incluso la economia de la ciudad (porque señora alcaldesa, que sepa usted que la gente se traslada a la ciudad a disfrutar de nuestra semana grande y se gasta el dinero en nuestra ciudad)se toman medidas en tiempo record.

Cada vez me dan mas asco estos personajes publicos que nos representan...