martes, 24 de septiembre de 2013

Religiosidad Popular, la fe que mueve al pueblo


A veces hay a quienes todo esto de la religiosidad popular, le viene grande, le desborda, fruto de ello el pasotismo y desinterés por todo aquello que huele a cofrade, y aunque se haga oídos sordos de aquello que pasa en otras comunidades, como si la fe fuera distinta de aquí a allá o viceversa, parece que se nos olvida la importancia de las mismas por hechos puntuales surgidos por tal o cual hermandad o asociación y se cataloga a todos por igual, imponiendo el criterio de" aquí esto no se hace, porque lo digo yo".

Habría que hacerlo mirar por todo aquello que se pierde, no solo acontecimientos, sino gente buena en el camino, mirad la foto, no nos sorprendería si se tratara de un partido de fútbol o de un concierto de rock, pero no, es la salida de la cofradía de humildad y paciencia, sí, es la imagen de Jesús arropado por una gran multitud que le esperaba tras horas intensas bajo un sol de septiembre. es la imagen de la fe de un pueblo que aclama, que hace rodar lágrimas por sus mejillas de emoción (no preguntemos por qué, solo él lo sabe) y nosotros acudimos a buscarle porque lo necesitamos cerca, porque necesitamos sentirlo, necesitamos vivirlo, como también lo hicimos solemnemente en el Vía Crucis y en la hora Santa, compartiendo cofradía y fe, celebrando a Jesús Resucitado, dando sentido al verdadero fín de las imágenes, que no es otro que dar culto público de aquello que vivimos dentro en una gran catequesis que como dijo S.S.Benedicto XVI, tanta falta hace.

Pero los acontecimientos vividos me han hecho reflexionar y mucho, antes solía decir: "que envidia me da", pero eso ha quedado lejos, simplemente siento pena, mucha pena por mi ciudad y por la imágenes que un día se bendijeron con un fín y duermen en trasteros y capillas sombrías el letargo del tiempo esperando un nuevo amanecer.


No hay comentarios: