viernes, 6 de septiembre de 2013

Comenzar de nuevo...


Volver la vista a atrás, comenzar de nuevo, caer y levantarse cuando la zancadilla se hace constante, pero eso quizá es la Cruz en nuestra vida.
Sabemos que la pasión de muchos es la opresión de otros, la mentira, la maldad, la ceguera… ; el hacernos creer lo que otros disfrazan de blanco inmaculado.
Pero hoy quizá el blanco, es más blanco que nunca, porque empieza a resurgir esa paz dormida durante años en la trastienda de la desesperanza, porque hoy la luz comienza a brillar de nuevo, en un camino que posiblemente no sea fácil, pero sin ataduras  ni imposiciones que coarten nuestro transitar, que nos opriman desde el odio y la venganza.
Hoy flotaremos en nubes blancas de algodón, volveremos la vista atrás y creeremos que todo ha sido un mal sueño, pero tan cierto como la podredumbre de quién lo creó, porque la verdad solo tiene un camino, la buena fe y la gente buena.
Y la mala, que Dios nos libre de cruzarnos con ella, porque existe disfrazada de cordero y se introduce para acometer el daño más profundo, la próxima vez seremos más cautos.

Ya no es momento de recuperar el tiempo perdido, quizá se aprendió más de lo malo que de lo bueno, pues el daño es un buen maestro para aprender en quien no debes confiar nunca y lo bueno sale a tu encuentro, te busca, te sorprende, ahora solo queda caminar con sencillez y la cabeza muy alta, pero siempre de frente, el verdadero juicio vendrá de Dios y sabrá poner a cada uno en su sitio, volveremos la vista atrás, hemos comenzado con la certeza de que por encima de todo siempre brillará la verdad.

No hay comentarios: