lunes, 3 de junio de 2013

Una Plaza desoladora recibe al Corpus en su día grande

 La tarde de ayer,con su procesión del Corpus, algo más opaca de lo normal, pues si bien es sabido como decía mi compañero Francisco en el artículo anterior, que es poco el acompañamiento o arropo del pueblo de Ciudad Real a la misma, siendo los niños de comunión los únicos en darle algo de alegría y vida, junto con lo colores festivos de las madres que acompañan en todo momento su camino.
Pero Ciudad Real, como ya nos tiene acostumbrados en las grandes celebraciones volvió a no brillar y a deslucir una procesión que pierde cada año la importancia que tuvo, a pesar de cada año haber ido recortando las calles alfombradas de romero y tomillo, guirnaldas en las farolas de la plaza por parte del Excmo. dejandolo exclusivamente para las zonas peatonales, este año, ni tan siquiera eso, yo me pregunto ¿será la crisis económica o la crisis de ganas y motivación?.
Por otro lado se ha vuelto a perder la gran alfombra que realizaban los grupos jóvenes de las cofradias en la Plaza mayor que en esta ocasión como muestra la fotografía de abajo, estaba desoladora.
Y como novedad, vuelven a surgir los altares efímeros, sencillos y escasos en un recorrido tan largo (creo que fueron cuatro), lo cual me alegra, aunque no me queda claro que sean permisivos o como es costumbre se pongan con miedo o con cautela, debido a la prohibición que años atrás  hizo El Obispado sobre la instalación de los mismos, pero claro las normas se hacen, unas veces se cumplen y otras no, según convenga y a día de hoy no sé si se volvió a quitar aquella circular donde decía que no era aconsejable.y sería bueno dejar las cosas claras para que cada cuál hiciera lo que quisiera o lo que pudiera, seguramente ganaría explendor un día grande, que vemos como poco a poco decae en la desgana por la falta de motivación.

No hay comentarios: