jueves, 6 de junio de 2013

¡¡¡Enorabuena, Campeones!!!


¡Enhorabuena campeones! sí, porque hoy podía haber sido el día de las enhorabuenas, del cambio de rumbo o de la continuidad de un trabajo constante en pos de nuestra semana grande, pero de nuevo, entre unos y otros lo habéis conseguido. Si queriais que se hablara de nuestra Semana Santa, lo habéis conseguido. Sois unos maquinas y se os ha olvidado que sería bueno que se hablara de este colectivo de cofrades porque Ciudad Real es tierra de grandes ceremoniales, de grandes cortejos, de nuevas hermandades, de actos caritativos, de festivos señalados donde tengan cabida todos y de tantas y tantas cosas que podrían enriquecer a la propia Semana Santa, como a nuestra ciudad, ambas dañadas por todo aquel que se acerca con el animo de lucrarse a si mismo, en vez de trabajar por aquello que tanto nos entusiasma. Pero de nuevo salimos en las noticias...

Y claro, luego todo el cofrade entra en el mismo saco y de ser ciertas las acusaciones oidas por radio y en blog cofrades, serían muy fuertes y alguien tendrá que tomar cartas en el asunto, ya que ahora la pelota la tenemos en el tejadito de Palacio, tan preciso a la hora de sentenciar decisiones de hermandades previamente solicitadas, cuando por algún motivo no le ha interesado. Pero es ahora, cuando un asunto mucho más trascendente saltará desde los medios (que tanto miedo se les tiene) al panorama nacional y desde ahí se dará que hablar si esto no se corta a tiempo, que lo dudo.

Pues vergüenza, vergüenza ajena es lo que siento de ver estos actos y actitudes en todos aquellos que se cuelgan o quieren colgarse la medalla de nuestra semana santa como salvadores de la misma dando una imagen nefasta, penosa y vergonzosa de utilizar algo que unos llevamos dentro y otros utilizan para el bien de ellos mismos.

Ahora tendremos que esperar un día calentito y mañana podremos opinar de la decisión tomada tras haber llegado a esta situación.
Quede claro que esto es una reflexión personal desde el respeto y no estoy a favor de ninguna candidatura por unas cosas u otras, ni mucho menos es el sentir de las hermandades a las que pertenezco, que para eso están los hermanos mayores a los cuales respeto, pero de verdad solo me queda volver a decir ¡¡¡Enhorabuena Campeones!!!.
Ahí lo llevais.

No hay comentarios: