sábado, 23 de marzo de 2013

No pudo ser... (II)

 De nuevo la amenaza de lluvia nos dejó sin una de esas tardes mágicas de Viernes de Dolores, donde el Perchel lloró de tristeza al no poder recibir a su Reina.

No hay comentarios: