lunes, 17 de diciembre de 2012

Cara y Cruz de un centenario

Si aún no se nos han apagado los ecos de los sones de guitarra que acariciaban en la tarde noche de ayer la majestuosa imagen de un Cristo que clausuraba su cuarto centenario con la magnifica exaltación de Miguel Barba, hoy era esta la estampa que nos volvía a mostrar la Parroquia de Santiago, donde una vez más se ha clausurado las dos imagenes que en ella permanecen el resto del año, lo que ayer brilló hoy se torna oscuridad y habrá que esperar que pasen las entrañables fiestas para contemplar la Caridad de Cristo con el esplendor de un año que sin duda le ha impregnado unción sagrada.
Yo desde luego no lo entiendo, como en tantas ocasiones, no lo puedo entender.

1 comentario:

Ernesto Naranjo dijo...

Y luego los palos van para mi, porque no me canso de reclamar que una Hermandad no puede permitir que hagan eso con el titular.

Lo que me queda claro es que la culpa no la tiene el párroco, porque una vez se ha ido D. Enrique, las dos personas que llevan la vida de la parroquia, hacen lo que quieren sin respetar, con tan sólo el afán de ser los protagonistas en días señalados de Navidad, confirmaciones y comuniones. Si la hermandad quiere seguir permitiendo eso, allá ella, pero desde luego es de vergüenza.