jueves, 22 de noviembre de 2012

Ninguna representación del nacimiento renunciará al buey y al asno

Sí, no es una reivindicación, es simple y llanamente las palabras de Benedicto XVI en su última obra "La infancia de Jesús"
"Ninguna representación del nacimiento renunciará al buey y al asno", estas palabras que varios medios de comunicación han sacado de contesto del nuevo libro y que contrarían a la verdad del mismo , el cual es una riqueza espiritual sobre el conocimiento de Cristo, enlazado por los evangelistas y que he terminado de leer esta misma noche, pues antes de emitir un juicio de valor, hemos de contrastar e informarnos de como son las cosas o no hablar solo de oidas o del tú a tú.

Si bien es cierto que Benedicto hace una interpretación teológica del sentido de los animales en la Sagrada Escritura (la cuál no hace mención alguna durante el nacimiento a los animales) desde el profeta Isaías 1.3 "El buey conoce a su amo, y el asno el pesebre de su dueño; Israel no me conoce, mi pueblo no me comprende" y Habacuc 3.2 "En medio de dos seres vivientes... serás conocido; cuando haya llegado el tiempo aparecerás"., el mismo nos ofrece las palabras de no renunciar a los mismos.

Muchas veces podemos no estar de acuerdo con actitudes de la Iglesia, pero tampoco hemos de sacar las cosas de contesto, pues realmente la fe no depende de un par de un animales que dieran calor al redentor sino del comportamiento de muchos que no actuan coherentemente dentro de la Iglesia, siendo un mal ejemplo para el crecimiento de la misma y que se consienten y se acallan.
Por lo tanto disfrutemos que llega la Navidad de nuevo y si nos adentramos en este nuevo libro, podremos descubrir una María, más cercana, más madre y más Virgen con un Hijo, Cristo Rey que se entregó por nosotros desde el Antiguo Testamento, para redimirnos y salvarnos aportandonos la Luz de la Fe.

No hay comentarios: