miércoles, 7 de noviembre de 2012

Innovación o retrospección.

 Virgen del Sol, Sevilla

A mí, como hombre rancio y clásico, las innovaciones, aunque pretendan buscar la esencia de lo antiguo, no me van. Con esto no quiero decir que no me guste que vistan a las Dolorosas como en el siglo XVI, con el luto toledano, o como se denomina "sacerdotisa".  Las Imágenes así me parecen bellísimas, pero innovar con eso de una estola y un alba no lo acabo de ver. A esto le podríamos denominar como retrospección innovadora. Ya, ya sé que en ciertos momentos se usaban estas estolas con los símbolos de la Pasión, pero no me parece adecuado el uso de una estola de sacerdote como la de la foto anterior.

Innovar sería esto, vestir a una Jesús Cautivo de Oviedo, de Pescador de hombre... me cuesta entenderlo.


No obstante, me quedo con el intento de devolver a las Cofradías su esencia antigua, más o menos y salvando las distancias, en todo lo posible. Siempre de una manera elegante, respetuosa, digna y devota. Aprovechando esta reseña quiero comentar que las modas en las vestimentas de las Vírgenes han ido evolucionando desde finales del siglo XVI hasta hoy. En un principo se representaba a las Dolorosas vestidas de luto, del luto de la corte castellana, como podemos apreciar en la reina Mariana de Austria, viuda de Felipe IV. 


Grabado Dolorosa de Jaen del siglo XVIII

Virgen Dolorosa de la Hermandad del Cristo de la Caridad de Córdoba

 Soledad de Granada. Ambas imágenes son del siglo XVIII, de la escuela de los Mora

El inicio del siglo XX nos vuelve a mostrar esta imagen retrospectiva de las Dolorosas al estilo del luto castellano para esta fechas de los difuntos.

Virgen de la Presentación de Córdoba, con el luto toledano de la Corte de Carlos V. Viste así todo el año, incluso procesiona de tal guisa. Es la que más me gusta y es un acierto volver a esa estética.

 Virgen del Rosario de la Hermandad de Montesión de Sevilla

 Virgen de la Amargura de Ciudad Real


Y en Ciudad Real desde antaño:



http://micamaracofrade.blogspot.com.es/, Carsan y arte sacro.

3 comentarios:

P. Albrit dijo...

En el siglo XIV, en Italia, se extendió la iconografía de la Virgen Obispo, con mitra, capa y estola. Creo que hay alguna pintura en Florencia, como "Mater Misericordiae": era un intento de ensalzar a la Virgen, con prerrogativas de dudosa coherencia teológica.

La Iglesia lo prohibió, y reprobó que se vistiera o representara a la Madre de Dios con atributos sacerdotales.

La Hermandad del Sol, que tantas veces nos sorprende, debería pensar qué quiere representar con esos ornamentos, y qué concepto teológico tienen de la Virgen, de su misterio y misión, porque a lo mejor, por abundar en caminos de la estética, se alejan de la verdad de las cosas, y claro, dejamos de honrar a la Virgen Santísima para dar culto a nuestras ocurrencias. Digo.

Por lo demás, me gusta mucho el luto toledano. La pureza de la Virgen cubierta del negro del dolor y la penitencia.

La Virgen de luto dijo...

¡Enhorabuena por su página! Me permito presentarles nuestro proyecto "La Virgen de luto", primera obra que se centra en estudiar el origen y desarrollo de este luto cortesano en las Dolorosas. Pueden conocerlo en nuestras webs www.lavirgendeluto.com y www.facebook.com/lavirgendeluto
Muchas gracias por su tiempo y de nuevo felicitaciones por su trabajo.

Manuel Almansa dijo...

Felicidades Paco por esta "retrospección" hacia adelante.
En el noble oficio de servir de vestidor a una Imagen de la Virgen hay que tener todas estas consideraciones en cuenta, porque no tiene que hablar más el ropaje empleado que cuanto la Imagen ha de decir. Es por esto que la "sobriedad" tan prolija del hábito de duelo favorece la función real de la Imaginería. El oro viste de sol, los brocados han de ser someros,en la práctica totalidad de los casos, y las galas de sacerdotisa... sujetas a magisterio.
Los ternos de luto no fallan nunca.
Enhorabuena por el trabajo recopilatorio y por esta magna plazuela, amigo mío.
Saludos desde Andújar (Jaén).