martes, 9 de octubre de 2012

Flagelación, más allá del arte

 porque hay una manera de entender, aquello que estamos viendo, y si cuando lo hacemos se para el silencio y nuestro alrededor enmudece, sin duda alguna es porque estamos ante algo grande
 Salvado Carmona fue grande en su época y testigo de su tiempo, dejó su legado en el imponente flagelado, que cada semana de pasión procesiona por las calles de Salamanca, hoy lo podemos contemplar en una de las capillas de la Iglesia del Espíritu Santo (La Clerecía) y deleitarnos ante su sobrecogedora mirada y su actitud de humildad en el gesto de recoger su túnica.
Una gran maravilla donde el arte cobra sentido.





No hay comentarios: