jueves, 31 de mayo de 2012

Una bandera y un escudo para La Mancha


La bandera de la Mancha tiene más de 100 años de historia. Muy poca gente lo sabe. Fue confeccionada por primera vez en Daimiel por iniciativa del verdadero motor del Regionalismo manchego: el Centro Regional Manchego de Madrid, fundado en 1906. Se constituyó como "una especie de cámara regional y tuviera viso de Consulado de La Mancha en Madrid". En sus estatutos fundacionales decía que una de sus aspiraciones era fomentar los lazos de solidaridad entre las cuatro provincias hermanas: Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo. El 22 de septiembre de 1906 se celebró en Daimiel una fiesta organizada por el Centro Manchego. En esa fiesta se pudo ver por vez primera la bandera de los cuatro colores, confeccionada por un grupo de mujeres del citado pueblo manchego. En el fondo de cada cuartel aparecían los escudos de cada capital de provincia.


El problema de la falta de difusión de esta enseña fue que nunca se llevó al Centro Manchego de Madrid y la apatía del personal la relegó al olvido hasta el 5 de septiembre de 1919, año en que las maestras de la Escuela Normal de Albacete realizaron la bandera y la regalaron al Centro Manchego de Madrid. En esa bandera se puede observar que el escudo del centro era el del Rey Alfonso XIII. El objeto de utilizar el escudo del rey en la bandera respondía a la idea de reflejar el espíritu de la idea regionalista que se propugnaba: unas provincias manchegas unidas, pero formando parte inseparable de la Nación Española.



A todo este proceso creador se unió la fundación en 1919 de la Juventud Central Manchega, formada por estudiantes manchegos en Madrid. Esta Junta envió una carta a las Diputaciones de Ciudad Real, Cuenca  y Toledo para que abandonaran la idea de entrar en una futura Mancomunidad castellana y junto a la provincia de Albacete crearan la Mancomunidad manchega.


1919 fue un año de arduo trabajo creador. Incluso se llegó a escibir el Himno a La Mancha, con letra de Martín Ramales y música del maestro Segura, interpretándose en varios del Centro Regional. La letra venía a decir así:

Nuestra canción viene a representar
de la Región el cántico, triunfal.

Parra emular a otras regiones
la Mancha fecunda se ve resurgir, llevando
a su triunfo los nobles pendones de un
Himno al trabajo vibrante y viril.

Nuestra canción viene a representar, etc.

Cantemos el Himno con amor ferviente;
las secas estepas que el sol calcínó,
han dado una raza serena y valiente
que al par que sus rubios trigales creció.
Reclama a sus hilos la tierra manchega.
Todo buen manchego se postra a sus pies, y
ofrenda de ancores a sus plantas lleva, su
amor hecho nanes en la rubia mies

Nuestra canción viene a representar, etc.

fruuto de peones en la gaiñanía
cuando en los destajos limpian su sudor,
cantando manchegas de la patria mía
que hablan de su Virgen y hablan de su amor.

Nuestra canción viene a representar, etc.

Este Hinnro es un canto de amor al trabajo,
de amor al terruño que nos vió nacer,
Himno sacrosanto que desde el destajo
de la parda tierra nos invade el ser.
Himno sacrosanto de los que remueven
los pardos terrones del triste erial,
y al cielo mirando, con su fe se atreven
a esparcir los granos del rubio candeal.

Nuestra canción viene a representar
de la región el cántico triunfal
¡Viva La Mancha!, ¡ Viva la Región!



La bandera se siguió utilizando en La Mancha como se pudo observar en la Exposición regional de productos manchegos celebrada en Ciudad Real en 1919. Desgraciadamente la bandera se perdió durante la Dictadura de Primo de Rivera, cuando se disolvieron todas las sedes regionales de Madrid. Con el devenir de los años la bandera se perdió hasta que los investigadores manchegos de la Universidad regional fueron recopilando los datos y la historia de una enseña que intentó representar a las provincias manchegas.

La creación del pastiche de la Comunidad de Castilla-La Mancha, volvió a sepultar esta bandera en favor de la dantesca y horrorosa que nos "representa" actualmente. En esa bandera se representa a La Mancha con el coloro blanco, ¿nada más que un paño blanco?....pues triste recuerdo se hace al sentimiento manchego que, desde Sierra Morena hasta la Serranía conquense y desde los llanos de Albacete a la Mesa de Ocaña, nos embarga e inunda a todos. 

Por eso y desde mi pequeño conocimiento aquí os dejo la idea de la enseña y escudo de La Mancha. Evidentemente mantendríamos los cuatro colores de las provincias manchegas y el escudo estaría formado por las enseñas de las Órdenes Militares que repoblaron nuestras provincias y que como símbolos compartimos los cuatro territorios. Estas Órdenes son Santiago, Calatrava y San Juan. Todo ello rodeado por laureles como símbolo de una tierra digna, trabajadora y noble.

Fuentes: biblioteca2.uclm.es/biblioteca/CECLM/ARTREVISTAS/ALBASIT/Alb9Fuster.pdf

No hay comentarios: