martes, 20 de marzo de 2012

Manifiesto a favor de la libertad de expresión y pensamiento

Estos días en que estamos celebrando el bicentenario de la Constitución española de 1812. La Pepa legitimaba, hace ya 200 años, el derecho a la libertad de expresión, de reunión y prensa. 200 años después algunos aún siguen creyendo que están en la posesión de la verdad y lo peor de todo es que carecen de talante y formación suficiente como para saber respetar las opiniones que no gustan o no se comparten.

Cuando llega la Cuaresma nos ponemos nerviosos, como es mi caso, pero antes de hablar o de escribir me meto una tila entre pecho y espalda y así, de esta guisa, me relajo y me lanzo al ruedo. A otros sería interesante recomendarles  valium, pues aun siendo producto químico, acelera los efectos de la relajación y es más duradero. Como decía, la Cuaresma nos pone nerviosos, a unos porque deseamos que todo salga bien y estamos todos los días pendientes de rematar los flecos que nos faltan. Otros, están nerviosos porque escuchan cosas y creen que se les ataca, que están en boca de todos, pero lo cierto y verdad es que no son tan importantes y ni siquiera se les tiene en cuenta.
 
Todo esto viene porque quiero defender en esta pequeña tribuna  virtual el derecho de expresión  y de pensamiento libres.  Al pasado pleno de la Asociación de Cofradías se llevó en ruegos y preguntas un tema que creo no era ad hoc en ese momento. Se comentó, por parte de dirigentes de algunas Hermandades que en las tertulias cofrades y en la Plazuela, entre otros blogs, se hablaba mal (incluso se dijo que se llegaba al insulto) de ciertas Hermandades y Hermanos Mayores. Desde aquí les animo a que ese tema lo comenten directamente con las personas que llevamos los blogs de internet, o con los que llevan las tertulias, pues estos días en el Guardapasos, por ejemplo, nos vemos todos cara a cara. Y como sé que esto lo leen, lo que les agradezco infinitamente, pues seguro que les aporta buena formación e información, les pido públicamente que lo hablen con nosotros y no en un pleno, pues repito, este tema sobra. De nuevo les ruego que lean palabra por palabra este blog y se darán cuenta que no se falta el respeto a nadie. En él se escriben meditaciones y reflexiones sin dar nombre de Hermandades ni de personas y si alguien se siente aludido es porque “cuando el río suena,  agua lleva”.


 
Internet es un medio de información y de expresión libre, no faltaría más. Expresión libre que nunca falte al respeto ni al honor de nadie, como a mí, por ejemplo, no me gusta que nadie me falte al respeto en internet. No obstante al presidir una cofradía, asociación cultural, taurina o peña de carnaval estamos expuestos a la crítica, siempre que esta sea constructiva. Si creemos que la crítica falta al honor de una persona, para eso están los tribunales y en el caso de las cofradías, acúdase al Obispado. Ahora, difamar está muy mal y decir en público que se falta al respeto, sin ser cierto, eso es evidentemente también faltar a la verdad. Afirmar con la base de la suposición “a mí me lo ha dicho fulano o fulana”, es un manera de acusación vil y sin fundamento, tal y como se hacía en tiempos de la inquisición o de la postguerra.


Así mismo, este blog, la Plazuela del Carmen no es ningún medio oficial de ninguna cofradía, ni siquiera de la que me honro en presidir, la del Señor de las Penas. Es un blog independiente, ajeno a cualquier influencia exterior. Lógicamente en él suelen aparecer informaciones, fotos y artículos relacionados sobre todo con Las Penas, al igual que otras cofradías. No hay que buscarle tres pies al gato, porque no los hay.

En cuanto a las tertulias, la Ciudad Real cofrade, no está acostumbrada a este tipo de reuniones. Desde que desapareció la tertulia “Martillo y trabajadera”, no se ha vuelto a tener reuniones de este tipo. Hace un par de años se retomó aquella costumbre con la tertulia “el codal del plata” y desde el año pasado “el Sanedrín”. En estas reuniones se habla de cofradías, sin faltar el respeto y sin nombrar a personas ni hermandades. Se habla, se discute, desde un aspecto sano por lo que, para el año que viene, invito a todos aquellos que se sienten ofendidos a participar en las tertulias, con el fin de que conozcan de primera mano lo que se discute y no a través del dime y del direte.

Por último concluyo deseando a todos y todas una provechosa Cuaresma, aunque se nos está yendo de las manos y que todas las Cofradías salgan a la calle, que no llueva para que podamos disfrutar de lo que cada una nos quiera aportar.

Un fuerte abrazo.

No hay comentarios: