viernes, 3 de febrero de 2012

Una tarde fría de San Blas

La imagen de San Blas recorrió las calles del centro de la Parroquia de San Pedro en una tarde invernal con un frío que calaba hasta los huesos, con menos asistencia de niños de lo acostumbrado, probablemente por la temperatura, el Santo Martir, protector de "la garganta" fue valiente, con un grupo de niños y devotos, catequistas y jóvenes, junto con el sacerdote D. Pablo Martín del Burgo, rindieron culto a la talla de Rausell y Llorens Montañana que se venera en la capilla de San Juan Bautista de dicha parroquia durante todo el año, y tras la procesión, como es costumbre se dio a besar la reliquia.







No hay comentarios: