martes, 29 de marzo de 2011

La Misericordia presentó su cartel

y qué cartel!, desde la plazuela felicitamos a las dos corporaciones amigas y hermanas del Viernes Santo, y como no, a su autor: nuestro hermano y amigo, prioste de las Penas y Hermano Mayor del Carmen, Carmelo Rodríguez Romero, sin duda un cartel diferente que pasara al recuerdo de nuestra ciudad y que será dificil que se repita, porque hay cosas que pasan solo una vez en la vida y esta ha sido una de ellas, sin duda un hecho historico en el mundo cofrade. Enhorabuena a la Misericordia por avanzar, por querer aprender, por soñar y por empezar a caminar de nuevo con ilusión y entusiasmo, que este año brille más que nunca la Luz de Cristo de las candelas en la cara de esta dolorosa, que a pesar de ser mañanera la luz ilumine la mañana.

La Tradición perdida del Judas en España




Fue la fiesta del Judas de las más populares y de más arraigo dentro del ciclo festivo de primavera y seguramente hunde sus raíces en los ritos más antiguos que las primeras civilizaciones agrícolas celebraban en el año lunar, el equinoccio de marzo o, para ser más precisos, el día 20, fecha en la cual entra el Sol en Aries. La naturaleza resucitaba del letargo y muerte invernal y fueron frecuentes los ritos que incluyeron la quema de muñecos y peleles, simbolizando el mal y la muerte que desaparecían con el fuego purificador, para renacer a una nueva vida primaveral. En el Concilio de Nicea, año 325, recordando el calendario lunar, la iglesia decidió celebrar la Pascua de Resurrección el domingo siguiente al primer plenilunio después del equinoccio de primavera. 

Pronto recogió y bautizó, dando un significado cristiano, muchos de los ritos y tradiciones que en la antigüedad pagana había creado en la celebración del año lunar. Este fue probablemente el origen de la fiesta del Judas, discípulo traidor y símbolo del mal para los cristianos y personificación de todos los males cometidos por el pueblo durante el año. Con la quema de Judas desaparecían las rencillas, estafas, robos, envidias... Y se resucitaba a una nueva vida. Servía la fiesta par presentar y vivir de una forma sencilla el significado litúrgico de la Pascua: paso del pecado y la muerte a la gracia y a la vida. La fiesta arraigó en nuestras gentes y hasta principios de siglo se celebraba en la mayor parte de nuestros pueblos y en muchas ciudades. En todos aparece la figura central del Judas, un pelele que ante el regocijo general acababa en la hoguera. En muchos precedía a este acto un juicio grotesco en el que se recordaba la vida de Judas, según la leyenda que nos trasmitió en el siglo XII Jacobo de la Vorágine, todos los males por él cometidos y los que en el pueblo seguían perpetrándose.




La más pintoresca tradición miguelturreña es sin duda la celebración de "Los Judas" y asociado a ella, el canto de "Los Dómines".
Antonio Vallejo, investigador local, aunque no natural de la villa, sobre todo en asuntos de folclore y tradiciones populares; en la sección "Para saber más" relacionamos algunas de sus obras, describe perfectamente esta costumbre y sus peculiaridades en Miguelturra.


Perdura aún, recuperada, en Semana Santa, la antiquísima tradición de reconstruir, desde el punto de vista del pueblo llano, los episodios de la Pasión de Cristo relacionados con el personaje de Judas. Aunque originalmente estas "dramatizaciones" teatrales irián totalmente asociadas con la posición de los creyentes contra el apostol que vendió a Jesús, para el que la simple horca parecería poco, el tiempo fue con su cadencia transformando estos espectáculos justicieros, improvisados al margen de los ritos oficiales, y llenándolos de alegría cargada de creatividad popular y a menudo de grosería y peleas verbales, por ver quien tenía mayor ingenio del grupo, quien callaba a los demás participantes.

El Sábado Santo era el día elegido por los grupos, generalmente de mujeres, para dar rienda suelta a estos momentos expansivos. Construían muñecos con ropas viejas, rellenos de paja y con un "arcabuz" por cabeza. El muñeco era pícaramente adornado como dice literalmente Antonio Vallejo: "...los más frecuentes un gran collar de cascarones de huevo y, colgando de la bragueta, un pimiento rojo y seco, unido a dos cabezas de ajo, o bien un pájaro muerto".

El Judas era paseado atado a una silla por todo el pueblo, bendiciéndolo burlonamente en las esquinas con una brocha de enjalbegar cargada de agua y manteándolo de trecho en trecho, todo ello con gran alborozo, protegiéndolo de los muchachos que pretendían destrozarlo antes de hacer justicia y entre cantos de Dómines y tragos de vino.

La caída de la tarde era el momento en que se procedía, primero al ahorcamiento y después a desmembrarle, decapitarle, reventarle, ..., hasta que lo que quedaba del Judas era dufícil de adivinar. El ahorcamiento se organizaba atando, por su mitad, una cuerda al cuello del Judas y pasando después cada extremo de ella por ventanas o balcones enfrentados en una calle. El Judas que puesto así, quedaba colgado en medio de la vía, era subido y bajado con fuertes tirones de las puntas de la soga, hasta que roto caía al suelo y era destrozado por la chiquillería y resto de asistentes.

Los Dómines, que anteriormente hemos citado, son coplas picantes o de picadillo, sin rima alguna, compuestas por impulsos de ingenio popular, guardan generalmente una estructura de cuatro versos y son cantados como si los que los entonan fueran clérigos cantando Gregoriano.
Estas cuartetas, genuínas de Miguelturra y conocidas por toda la geografía nacional, por el eco que han tenido en muchos grupos folclóricos, especialmente en el local: Nazarín, son cantadas por un solista y a cada verso entonado, el grupo responde al unísono: Dómine.

Aquí en nuestra capital cuando era yo un crío, recuerdo como año tras año se colgaba un Judas desde una ventana en la Calle Norte en los aledaños a la Iglesia de Santiago Apóstol.

Segunda tertulia del Sanedrín





Ayer, tercer lunes de Cuaresma se volvió a reunir el Sanedrín en la Cafetería Alfonso X el Sabio, al amparo de la Santa Iglesia Catedral de Ciudad Real. El tema que se trató, el civismo para con las cofradías fue muy interesante y abarcó los diferentes tratos a las hermandades dependiendo de los estratos sociales: ayuntamiento, público en general, políticos....







Fue una tertulia muy animada, gracias a los comentarios de los ponentes y de los oyentes. Ayer se demostró de nuevo el intererés que despierta nuestra Semana Santa entre los cofrades y en especial los jóvenes. Destacable fue sin duda la gran acogida a esta tertulias por parte de los cofrades. Ayer, cerca de cuarenta cofrades se reunieron en el Sanedrín, pues como ya sabéis, se junta cada lunes de Cuaresma...







Fotografías de Miguel Barba

domingo, 27 de marzo de 2011

Segunda tertulia del Sanedrín

Mañana a las 20:00 en la Cafetería Alfonso X el Sabio nos reuniremos para la segunda tertulia del Sanedrín. El tema que vamos a abordar es:

"Civismo con las Cofradías. Actitudes negativas de los fieles ante el paso de las procesiones"

Los invitados a la tertulia serán:

MarcelinoAbenza Corral
Carlos Lillo Talavera

Víctor Dorado Prado


Iván Bastante Villaseñor
Arbitrará el entuerto Gonzalo López de Coca

Ya sabéis. Todos los lunes de Cuaresma, se reúne el Sanedrín...

Igualá y ensayo de la cuadrilla de las Penas

 
Ayer, a partir de las 17:00, se reunió la cuadrilla del Paso del Señor de las Penas a las órdenes de Marcelino Abenza Corral para realizar la igualá y el primer y único ensayo de cara a la Estación de Penitencia. Os dejamos unas imágenes.




sábado, 26 de marzo de 2011

"La Virgen me estaba mirado"

Otra instantánea que recrea el gusto y el sabor añejo de un barrio viviendo su cuaresma, pues es de esa imágenes que guardadas en el recuerdo nos acercaran a tiempos pasados en no mucho tiempo, porque la sencillez de una capilla erguida entre naranjos se ha tornado en fiesta y se ha llenado de luz, pues sin duda cuidando los detalles, las cosas parece que brillan, que sienten, que emocionan...




porque esta tarde, al cruzar el umbral de una puerta abarrotada de gente, costaleros del amor, he sentido tu presencia, he sentido tu mirada, tu sonrisa... que como una madre me has vuelto a sonreir y que casi sin darme cuenta se me ha hecho un nudo en la garganta, he visto un a un niño rezarte, pero rezarte de verdad, y cuando esta noche le he preguntado, me ha dicho: "La Virgen me estaba mirando".
y es que tu belleza se presiente, se derrama y se entrega, en cada pliegue que con tanto amor has encajado, en cada momento por ver a la madre, sencilla, pero elegante, contenta, pero expectante de ver a tus hijos reunidos esta vez para venerarte, para soñarte e incluso imaginarte... que estamos aquí rodeados de naranjos en una plaza desbordante de amor que acogió tu bendita Misericordia y ahora casi sin quererlo, empieza a descontar los días para que llegue nuestra Semana Santa, pero este año no quisiera arrancar las páginas de un calendario que presagia una pronta despedida.

y mañana contemplaremos tu cartel que tras la Eucaristía de 9.30h. procederemos a mostrar al barrio, a la hermandad ,a la Ciudad Real cofrade que te sueña radiante y te imagina luminosa con un alo de Amor que irradia aún más si cabe tu belleza,
estáis todos invitados.


miércoles, 23 de marzo de 2011

Crónica de un gran Pregón

 El pasado 18 de marzo nuestra Cofradía, la del Señor de las Penas de Ciudad Real, celebró su IV Pregón de Hermandad. Qué decir de él, que fue un momentazo, un difrute para los sentidos y una hemorragia de satisfacción, primero por las cosas bien hechas y en segundo lugar por la respuesta de la gente a esta cita tan importante para nosotros. 
Creo que debemos destacar el montaje del escenario. Serio, sin alaracas, rancio, como es nuestra manera de ser y acorde a la imagen de nuestra Cofradía. Labor loable de la Priostía.
Ante un salón de Conciertos del Antiguo Casino repleto, se inició el acto con cinco minutos de retraso, por aquello de los minutos de respeto. Presidieron el acto, nuestro Consiliario, don Antonio Ruiz Pozo, la representante del Excmo. Ayto. de Ciudad Real, doña Amparo Mexía de la Cerda y servidor de ustedes.

Tras la primera alocución del mantenedor del acto, nuestro Fiscal y Diputado Mayor de Gobierno, don Félix Ruiz Heras, tomó este que aquí les escribe la palabra para presentar al Pregonero, don Marcelino Abenza González. En su hora de alocución desgranó un pregón magnífico, lleno de sentimientos, con un lenguaje retórico muy trabajado, que nos hizo disfrutar de lo lindo a los allí reunidos. Un Pregón en el que se trató de todo: el cariño al Señor de las Penas, el trabajo callado de sus Cofrades, el amor al costal y a esa bendita locura, de la cual Marce es abanderado. 

Hubo momentos intensos, como el recuerdo a sus padres, a su hermana y a su futura esposa; momentos entrañables como sus dedicatorias a todas sus Cofradías; momentos reivindicativos, incluso alguno simpático como el reloj del sr. Diputado Mayor de Gobierno. Lo que sí que podemos afirmar es que los cofrades de las Penas nos sentimos orgullosos de tener a un gran hermano en nuestra nómina y que entregamos a la Ciudad Real cofrade a un gran pregonero. Desde la Plazuela, Marce, nuestra más sincera enhorabuena.




La Cofradía entregó al sr. Pregonero un bello detalle de su alocución realizado por nuestro hermano y Segundo Prioste, don Francisco Turrillo Rodríguez.


Al término del Pregón, se presentó el cartel de Cuaresma, que sin pretender ser vanidosos, es un gran cartel. La fotografía es obra de nuestro Prioste, don Carmelo Rodríguez Romero, quien junto a don José López Carreño, hermano de la Cofradía y Director de Unicaja, presentaron el cartel.



Para terminar la primera parte del acto, nuestra Cofradía quiso agradecer a uno de nuestros hermanos la labor que durante tantos años lleva desempeñando en la Corporación. Así mismo este reconocimiento se hacía por toda una vida dedicada a la Semana Santa y en especial al mundo del costal. De este modo, la Cofradía de las Penas hizo un reconocimiento público al trabajo y al legado dejado por don Marcelino Abenza Corral, capataz del Paso del Señor de las Penas.



La segunda parte del acto consistió en un concierto cofrade a cargo de la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva, que interpretaron un interesante repertorio: "Gustad y Ved"; "Oración" y "De Vuelta al Porvenir". Por último entregaron a la Hermandad un cuadro con las partituras de la marcha compuesta a nuestro Titular, ""A mi Señor de las Penas", escrita por don José Manuel Sánchez.



 Gracias a todos los que hicistéis posible este emotivo acto cuaresmal. Gracias a todos los que hacéis posible, día a día, esta Hermandad.

Fotografías de Juan Carlos Vela y Carmelo Rodríguez Romero