sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz Año Nuevo abuela.

Por fin. Te vas como llegaste: deseándolo. 2011 nos deja dejando tras de sí amargas y tristes sensaciones pues nos han dejado muchas personas. Unas conocidas, otras menos y una persona tan importante como mi abuela Virginia. No he hecho ninguna entrada sobre ella. Lo he dejado para hoy, para despedir el año en forma epistolar:


Querida abuela: 
Te fuiste un 24 de noviembre a eso de las 20:00, sin hacer ruído, tras un vida larga y plena. El Jefe ya te necesitaba por allí arriba y te llamó a su lado, dejando uno de los vacíos más grandes que yo he sentido nunca. 
Sólo deseo que nos cuides desde allí como siempre hiciste cuando estabas entre nosotros.  Por lo demás, los que hemos quedado aquí, no estamos mal. Unos lo llevan mejor, otros lo llevan peor, ya sabes.
Dá recuerdos a los que estén por allí contigo y muchos besos para tí.

Por último. A todos vosotros, mis amigos, mi gente, los seguidores de la Plazuela a los que no conozco personalmente y que nos seguís día a día, unos para disfrutar de nuestras cosas, otros para ver si nos podéis pillar en un renuncio. A los que os gusta, a los que no os gusta la Plazuela, a todos:

FELIZ AÑO 2012

No hay comentarios: