miércoles, 22 de junio de 2011

Un Jueves que no brillará...



Mañana será un día festivo, sí, pero sin festividad, pues mi ciudad amanecerá desierta, ya que antiguamente decía el refrán que eran tres los Jueves que brillaban más que el sol; este año podía haber vuelto a brillar y con él haber luchado por una fiesta que perdimos al comienzo de la década de los 90, pero celebraremos cientos y cientos de campañas, ordinarias, extraordinarias y las que vengan...



Y de nuevo se nos escapa lo mejor, días grandes de los que merece la pena hacer algo extraordinario, pues la ocasión lo merecía. pero una vez más, se nos escapó de las manos.

No hay comentarios: