miércoles, 4 de mayo de 2011

Los Previos del Martes Santo

Cuando aún son las nueve y la noche cae lentamente sobre la plazuela, se cierne un ir y venir de gentes, una espera esperada; dentro la Cofradía reza y casi sin darse cuenta se desatan los minutos para que un muñidor, esquila en mano, cargado de historia llame a las puertas del Templo, la plazuela se viste de rojo, con capirotes negros que rasgan el cielo, son las nueve treinta y se abre el Convento, el silencio de la clausura rompe en canto al racheo del Señor, al sendero de luz que iluminará su camino, y fuera, también se hace silencio, ha caido la noche y con ella, la tiniebla ,merecio la pena , y la pena se hizo noche de capilla y cera.
Es Martes Santo y la plazuela está llena, no tengais prisa, que con su Cruz a cuestas, saldrá el Señor de las Penas.


fotografías:Raúl Panadero




No hay comentarios: