martes, 15 de marzo de 2011

¿Es válida la innovación estética en la Imaginería?



 Paso de la Coronación de Espinas de Ciudad Real. Felipe Coscolla, 1923.

Hace unos meses intentábamos dar un poco de luz a un tema controvertido, como era la Vanguardia artística en el diseño cofrade. Generalmente el mundo de la Semana Santa es tradicional y clásico. La vanguardia nunca ha calado porque las Cofradías buscan siempre formas clásicas, más cercanas a lo barroco, que a cualquier otra tendencia. Así, Pasos como el antiguo de la Coronación de Espinas (de antes de la guerra civil) o el Resucitado de Ciudad Real, nunca fueron aceptados por los cofrades, aunque aceptando su gran valor artístico y su aporte como novedad en imaginería. 


 Así las cosas, estamos viviendo actualmente un auge de nuevos escultores-imagineros que siguen la senda marcada hace diez años por tres grandes imagineros contemporáneos como son Antonio Bernal, Navarro Arteaga y Romero Zafra. Estos tres escultores han cambiado el anterior panorama imaginero que seguía la inspiración de Dubé de Luque y Álvarez Duarte. 

 Titulares de la Hermandad del Dulce Nombre de Málaga, de Antonio Bernal.

Podemos afirmar que la llegada del siglo XXI, ha traído nuevos valores como Darío Fernández Parra, José María Leal, Ana Rey, Manuel Luque Bonillo, Antonio José Martínez Rodríguez...y el denostado por las inquinas de nuestra ciudad, pero que estoy seguro será uno de los mejores de la década que acabamos de empezar, nuestro paisano Luis Fernando Ramírez Mata. Muchos de estos escultores han ido tomando para su obra una tendencia realista que ya inaugurara hace unos años Miñarro. 


Y aquí viene la madre del cordero. ¿Hasta dónde debemos llegar con el realismo en imagineraía? Creo que se debe llegar hasta un punto en el que no prime exclusivamente la contemplación artísitica. Me explico. Las imágenes tienen un fin: que su contemplación nos ayuden a orar y a sentirnos un poquito más cerca de la Divinidad. Si se pierde este objeto en pos de un mal entendido arte por el arte, la imaginería desaparecerá. 

 Cristo de la Universidad de Miñarro. Córdoba

Este arte tan español siempre se ha visto influenciado por las corrientes artísitcas imperantes. De ahí que hablemos de Cristos góticos, manieristas, barrocos...y ya en el siglo XIX, academicistas, art-decó y en el XX, vanguardistas... La imaginería, por tanto no es ajena a las corrientes estéticas de su tiempo. Pero siempre ha mantenido la idealización de un momento tan trágico como la Pasión de Cristo. Cuando Martínesz Montañés, en el sur y Gregorio Fernández, en el norte, establecen los cánones estéticos de los Crucificados y Nazarenos, dejan claro siempre dos cosas:

1.- La unción de las imágenes: Los Cristos nunca pierden el aura de divinidad.
2.- La belleza corporal: La belleza también es símbolo de divinidad, pues Cristo no es solo hombre, sino Dios. Esta belleza es de inspiración clásica, manteniendo el canon y las proporciones de la escultura grecolatina, retomada en el siglo XVI con el Pleno Renacimiento.

Cristo de los Cálices o de la Clemencia de Martínez Montañés. Catedral de Sevilla.

Estos clásicos, aparte de darnos una lección de arte, nos danuna lección de Teología. En sus obras se mezclan lo que la Iglesia ha tratado siempre de enseñar y mantener: que en Cristo viven dos natuiralezas, la humana y la divina. En la actualidad el analfabetismo voluntario de nuestra sociedad está empezando a hacer mella en la imagineria. Muchos de estos nuevos imagineros intentan representar a un hombre del siglo I condenado a muerte, flagelado, torturado y crucificado que ha perdido todo signo de divinidad. Estamos empezando a contemplar Cristos repletos de sangre, de llagas, de golpes, donde prima la humillación humana frente a la representación del Cristo, del Úngido, protagonista del Misterio de la Redención humana.

Aunque evidentemente no todos estos imagineros caen en lo obsceno.Os dejo algunas obras repletas de unción y piedad.

1.- Antonio José Martínez 

Cristo de la Buena Muerte de Argamasilla de Calatrava

 Dolorosa para Málaga "Mater Lacrimosa"

 Sagrada Entrada de Toledo

Cristo de la Redención Jumilla
 2.- Darío Fernández Parra

Cristo de la Salud y Misericordia. Las Navas de la Concepción (Sevilla)

Entrada en Jerusalén, Colmenar de Oreja (Madrid)
 Misterio de la Humildad de Toledo

Cristo de las Penas de Rota

 Nuestro Padre Jesús de la Salud. Propiedad de un particular en Ciudad Real, ¿ande andará?

Este artículo viene a colación de dos Cristos que he visto en estos días por internet. Uno de ellos roza lo gore. Se trata de un Cristo flagelado obra de Paco Malo, joven imaginero jienense que pretende aportar algo nuevo. A mi modo de ver, se ha pasado en el sentido realista de la obra, tanto en el desnudo como en los golpes.

Sin ánimo de ofender a las personas que le hayan podido gustar esta obra, a mí me parece que el escultor lo que pretende es provocar al espectador y no llamar a la devoción. La desnudez sobra en esta escena, aunque ya sabemos que esta tortura se aplicaba de tal guisa, la imaginería creó el paño de pureza para tapar esa impudicia.

Otra obra que me ha escandalizado aún más que la anterior es esta:


Se llama Cristo en brazos de la Muerte y es del escultor zamorano Ricardo Flecha. Esto para mí es un escándalo porque representa dos conceptos totalmente antagónicos. Cristo es la Verdad y la VIDA. No puede representarse en brazos de la muerte, la muerte nunca puede acabar con la vida. Este escultor se ha saltado a la torera siglos de tradición y dogma. Si la Iglesia siempre ha representado a Cristo como la manifestación  de la vida, no se puede tolerar la victoria de la muerte sobre Cristo, pues Cristo vence a la muerte con su crucifixión. Esta obra demuestra eso, que la Muerte ha vencido al creador de la Vida. y le representa en una total humanidad, TOTALMENTE DESNUDO. ¿Por qué se crea el concepto de los Paso alegóricos, como nuestra querida Canina de Sevilla? Para no desvirutar la Imagen de Cristo. Vivimos en una época que desvirtúa hasta lo más Sagrado...
Y aunque este artista cree que ha innovado lo único que hace es una copia cutre de la Piedad Rondanini de Miguel Ángel.
Aunque lo más triste para mí es que la citada escultura se bendecirá y procesionará por las calles de Medina del Campo, de manera extraordinaria, el próximo 9 de abril...




3 comentarios:

COFRADESdeDAIMIEL dijo...

Estoy contigo amigo Paco...a todos estos curas progres...lo que les gusta son obras así de modernas...no se donde vamos a llegar.
Muy buena entrada...me ha parecido magnifica.

Lily dijo...

Interesantísima visión en la que nos surge el debate dentro de los que somos aficionados al arte ¿Dónde están los límites?

Juan Carlos dijo...

Hola.
Imagino que el autor no leerá esta entrada, pero bueno, quién sabe. La verdad es que por encima de la devoción y las imágenes procesionales está la teologìa, a la que se supone que acercan las imágenes procesionales. Cristo murió por nuestros pecados, según las escrituras. Esto es palabra de Dios y parte del kerigma más primitivo. El problema hubiera estado si todo hubiese acabado ahí. Pero claro, el problema de las cofradías es que la mayoría se acaban el viernes o el sábado... y claro, la resurrección no llega hasta el domingo.