jueves, 10 de febrero de 2011

Verás cuando me vea mi madre!

Cuando vamos descontando los días que quedan en esta "precuaresma" para alcanzar un nuevo Martes Santo, se nos hace imposible no revolver en el archivo de un año que se fue y nos dejó grandes momentos, de los cuales hemos alimentado nuestro recuerdo y aún así, no sé si llamarlo nostalgia, recuerdo o añoranza, lo cierto es que de nuevo está por venir y regalarnos estampas como estas, pues desconozco siquiera si existe el día "del fotógrafo", pero a todos los que nos regaláis imágenes como estas,seáis profesionales o aficionados, cada día que enfocais un objetivo es vuestro día y desde luego ,merecen la pena, esos momentos que se pueden hasta saborear y recrear y hacernos participes de esa travesura de niños que con inocencia blanca camina tras el paso del Señor de las Penas, aunque a veces se tiña de rojo.



fotografía Monty

1 comentario:

Paco Turrillo dijo...

Qué foto más bonita, sí señor.