jueves, 3 de febrero de 2011

San Blas, devociones arraigadas

La tarde del 3 de Febrero, los alrededores de la Parroquial de San Pedro se convierten en un devenir de gente, hervidero de niños, padres y abuelos que cada año trasmiten su fe en el Santo de la garganta y testimonian sus vivencias de aquellos años en los que acompañados de nuestros abuelos encendíamos nuestras candelas y presionábamos tras él.Y cada año, les veremos crecer y pediremos una bendición para que proteja a nuestros pequeños, los que le han acompañado, que han sido muchos y los que por culpa de la gripe lo acompañaran otro, a sí que a mejorarse.
y despues de esta tarde, donde ya podemos ver el sol, pasaremos a contemplar las cigüeñas, que por San Blas, la cigüeña veras.



No hay comentarios: