jueves, 17 de febrero de 2011

Relatos Cofrades


SUCEDIO EN CARMONA

Me vais a permitir que os cuente esta historia que conocí , simplemente por curiosa, de esa que cuando uno se recrea en la literatura cofrade, encuentra el más amplio y rancio anecdotario documental de lo que ya vivieron otros y de lo que nos quedara por contar:
 
Carmona (Sevilla) año 1.711 , procesión de la mañana del Viernes Santo (¿Nuestro Padre Jesús Nazareno?) . El capitán de la escuadra de los "armaos" que va en medio de los tramos de penitentes se presenta ese año con un traje abigarrado , tan adornado de cintas y "escarolado" que mas promovía a risas que a devoción.
 
El Corregidor ( funcionario real cuya misión era representar a la corona en el ámbito municipal) que formaba parte de la procesión , al tener noticias de este asunto ordena se retire de dicho lugar . El bizarro centurión no hace ni puñetero caso y se queda en su sitio.El Corregidor viendo el resultado de su orden se mosquea y , dejando la presidencia de la Cofradía , se va donde el "engolado" romano . Lo coge por banda y en menos que canta un gallo me lo deja en porretas , no sin jartarlo de palos con la "vara de la justicia".
 
Se montó el escándalo padre , se desorganizó la procesión , las imágenes quedaron abandonadas y , lo peor , el pueblo se puso de parte del atropellado y arremetió contra el Corregidor . Cuando se pudo calmar la cosa éste se encontraba hecho un guiñapo : maltrecho , la capa hecha girones , sin sombrero y la vara de autoridad a cachitos.
 
Dos beneficiados de San Bartolomé (beneficio : cargo eclesiástico con derecho a rentas) fueron a buscar al centurión que se había refugiado en la Iglesia tras perder la bizarría originaria y escoltados por la gente del pueblo lo volvieron a colocar en su sitio , a lo que el Corregidor , sintiendo más el desaire a su autoridad que el atropello a su persona , se retira de la procesión.
 
Estos hechos fueron investigados por la Justicia Eclesiástica , juzgando que hubo "desacato digno de castigo por sí y por las circunstancias de la persona y prendas del corregidor y de aquella vara que es de las mas principales del contorno" , censurando agriamente la actitud de los beneficiados , los cuales debían ser castigados ejemplarmente , aunque reconociendo que la "autoridad" no estuvo a la altura de su cargo por su poca prudencia y tacto , ya que hubiese "podido evitar el escándalo en un día tan santo y en una devota procesión".
 

 
 
Fuente :"Crónicas Negras de la Sevilla Barroca " .Autor Carlos Noguero Hernández Farfán (Maese Farfán) . Editorial Jirones de Azul 2.009.
Foto : Centuria de la Trinidad del libro "Las Cofradías de Sevilla en cromo-litografías" Servicio de Publicaciones de Excmo. Ayuntamiento de Sevilla . 1983.

No hay comentarios: