viernes, 14 de enero de 2011

Cofradías de las Penas en España VII. Sevilla II

Siguiendo con la sección de Cofradías de las Penas de España, hoy traemos otra de Sevilla cuyo Titular Cristífero es el Señor de las Penas: Se trata de la Hermandad popularmente conocida como Hermandad de San Roque. Su título completo es Real, Ilustre y Fervorosa Archicofradía del Santísimo Sacramento, Pura y Límpia COncepción y Ánimas Benditas, Santo Crucifijo de San Agustín y Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de las Penas y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza. Se le conoce como San Roque, pues es en esa Parroquia donde se encuentra enclavada canónicamente. 




Fue en el año 1901 cuando Don Romualdo Jiménez, párroco en aquel momento de San Roque, se reunió con un grupo de jóvenes, entre los que estaban José Gómez Garrido, Antonio Silva y Pedro de Pablo, con el fin de fundar una Hermandad de Penitencia en su parroquia. Al año siguiente se aprobarían las Reglas de la Hermandad, en las que se comprometían a rendir culto al Señor y a la Virgen, en las advocaciones de Ntro. Padre Jesús de las Penas y Ntra. Sra. de la Esperanza, aunque posteriormente cambiaría el nombre por el de Gracia y Esperanza. Concretamente, esto ocurrió el 10 de junio de 1902, cuando el secretario de Cámara del Arzobispado, Dr D. Jerónimo Armario, y en nombre de D. Marcelo Spínola, aprueba las Reglas de la Hermandad, que fijan en su capítulo XVIII la salida procesional el Domingo de Ramos. 


 Las imágenes titulares las tomaron de la iglesia parroquial de San Roque. La efigie del Señor, con la cruz a cuestas, era de escaso valor artístico, y sería restaurada posteriormente. Fue donada en el año 1756 por un feligrés, formándose en torno a ella la congregación femenina del Señor de las Penas y Mª Stma. de Guadalupe, dedicada al rezo del Santo Rosario. La imagen de la Virgen, del escultor Blas Molner y que perteneció a la antigua Hdad. del Cristo de San Agustín (fundada en el siglo XIV), se veneraba con el nombre de Mª Stma. de Gracia.


Realizó su primera salida procesional el Domingo de Ramos de 1902, concretamente el 23 de marzo, y portando un solo paso, que le fue cedido por la Hdad. de los Gitanos. Los nazarenos llevaban túnica y capa blanca, antifaz, botonadura y medias moradas de sentido penitencial, guantes blancos, cíngulo de cordón blanco y morado, zapatillas negras con hebillas plateadas y escudo bordado situado en el lado izquierdo de la capa y a la altura del hombro. Acompañaba al cortejo una Centuria Romana. La Virgen de Gracia y Esperanza salió por vez primera el 5 de abril de 1903, bajo un palio de terciopelo negro bordado y estrenando todos sus enseres.


El 28 de marzo de 1926 acompañó por primera vez al Señor la imagen del Cirineo, que se mantendría unos años más. 

 El 30 de marzo de 1927 se fusionó con la Hdad. Sacramental de la parroquia (fundada a principios del siglo XVI) a iniciativa del cardenal Ilundáin, iniciando así una época de gran esplendor bajo la dirección de su Hermano Mayor D. Manuel Sarasúa Barandiarán.
Dos años más tarde estrenó el paso barroco del Señor, diseñado por José González de Eiris y ejecutado por José Gil Ferrera. Este año estrenó también el palio de la Stma. Virgen, diseñado por Eiris y bordado por Victoria Caro. 
El 18 de julio de 1936, fecha del inicio de la Guerra Civil, un grupo de rojos incontrolados incendia la parroquia de San Roque, perdiéndose las imágenes y la práctica totalidad de los enseres. 


El destino quiso que sólo se salvara el paso del Señor, que se encontraba en un almacén, algo del palio que estaba en el almacén de la calle Luis Cadarso, y la corona de la Virgen, que guardaba su camarera. Otra de las pérdidas más notables fue la del veneradísimo Cristo de San Agustín. 


Concluída la Contienda Civil, la Cofradía adquiriría sus nuevos Titulares. De este modo, el Señor y el Cirineo fueron tallados por don Antonio Illanes Rodríguez y la Santísima Virgen de Gracia y Esperanza,  por don José Rodríguez Fernández-Andés.



  Como se comentaba anteriormente, aún permanece igual la túnica de esta Corporación, salvo la del cortejo de la Virgen que cambia el antifaz morado por el verde.












Dedicamos esta entrada a nuestro amigo y hermano en Cristo, don Víctor Dorado Prado, costalero del Señor de las Penas de San Roque y del Señor de las Penas de Ciudad Real. Un fuerte abrazo, artista.


Fuentes: www.hermandadsanroque.com y www.lagubiayeltas.us

1 comentario:

Victor Dorado dijo...

Muchisimas gracias SEÑOR!! Porque eres un señor!! Y la verdad que ese Domingo de Ramos se saborea de cabo a rabo paseando una cofradia por Sevilla, al igual que dos dias despues haciendo las cosas tambien como mandan los cánones, desde la Plazuela del Carmen!! Un fuerte abrazo!!