martes, 21 de diciembre de 2010

Sobre el Belén de la Cofradía de las Penas



Aprovecho este ratito para hacer un análisis del Nacimiento instalado por nuestra Cofradía en el interior de la iglesia del Monasterio de San Antonio Abad y Santa Isabel de las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas de Ciudad Real. El instalar aquí el Belén responde a dos deseos: 
1.- Tener un detalle con  nuestras queridas hermanas carmelitas, decorando su iglesia para que puedan disfrutar por unos días del Belén, como símbolo y tradición de la Navidad.
2.- Compartir con los vecinos del barrio estos días  festivos como agradecimiento a su colaboración en la Campaña de Navidad y al cariño que profesan a nuestra Cofradía desde el día que las Carmelitas decidieron que el Señor de las Penas pudiera salir de su casa. Y es que la Hermandad de las Penas es ya un referente para el barrio del Carmen.


El Belén está dispuesto a una altura de un metro, sobre un tablero de 15 metros cuadrados y lo más caracterísitco es que tiene mútiples puntos de vista, pues su visión y contemplación se realiza mediante un rodeo al tablero. Posee un sistema eléctrico que permite el efecto de noche y día, así como multitud de figuras y elementos móviles, río de agua natural y otros efectos.


Las figuras del Belén son de estilo hebreo, aunque de distintas fábricas: de estilo  con telas encoladas(Reyes, Nacimiento...); con movimiento (pescador, carpinteros...) y otras, la de menor tamaño de José Luis Mayo (figuras más pequeñas).


El Belén se compone de diferentes escenas. Presenta un punto principal, que es la entrada al pueblo. Antes de la plaza y la puerta de Belén, encontramos una escena que es una fuente con una mujer que va a recoger agua. Al fondo y a través de una perspectiva laboriosa y conseguida, contemplamos campos de labor y casas del pueblo donde aparece una panadería.


 A continuación llegamos a la parte principal que es una plazoleta, en clara referencia a la Plazuela del Carmen, donde se encuentran diferentes personajes: un carpintero, dos hebreos pisando uva y haciendo vino, un herrero, una castañera... y sobre el arco tres romano vigilando. Por delante de esta escena, atraviesan los tres Reyes Magos, camino del pesebre.




Una de las curiosidades que hemos creado en el Belén de este año es poder observar otras escenas aprovechando oquedades y aberturas. Así a través del arco del pueblo podemos oberservar la escena de San José y la Virgen pidiendo posada.
 

Pasada la escena anterior, llegamos al pesebre con la Sagrada Familia. Esta escena está mirando directamente al Sagrario, con el fin de mostrar a los Fieles que enfrente está el Señor Sacramentado. Es un juego muy interesante de miradas y gestos entre el  Niño representado en barro y el Señor en su Sancta Sanctorum.

Tras el Nacimiento, nos encontramos una de las figuras más bellas del Belén. Es un pastor que lleva una cordero al Señor. Simboliza una doble alegoría:
1.- Buen Pastor, que lleva al Buen Pastor del Universo, un fiel de la Iglesia a hombros, que se ha perdido, pero vuelve al redil del Señor.
2.- La profecía de Isaías: "Fue oprimido y afligido, Pero no abrió Su boca. Como cordero que es llevado al matadero, Y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, El no abrió Su boca". Is. 53, 7. Y es que el sentimiento cofrade siempre está presente.

 
Tras el Buen Pastor aparece un hebreo subido a una palmera cogiendo dátiles y otro hebreo cortando madera. Al fondo se ve la entrada a Belén, mediante otro efecto óptico, donde se ha usado la perspectiva caballera con la utilización de árboles, palmeras y camino que recrean el citado efecto. Es muy interesante en esta escena el molino, con doble movimiento, las aspas y las muelas del molino.


Pasada esta escena nos encontramos al pescador sobre el río, natural y un molino con su noria.


Tras el río nos encotramos con montañas, fuentes, ovejas y la Anunciación a los Pastores.

Concluye el Belén con la Huída a Egipto. Se ha recreado un desierto, con su pirámide y todo.


Por último desde estas líneas quisiera agradecer a todos los que habéis colaborado, en especial a la priostía y su equipo de montaje, al grupo joven de la Hermandad  y en especial a los hermanos que han cedido desinteresadamente sus figuras y elementos del Belén para que el nuestro luzca tan bello y completo: Francisco Turrillo Rodríguez, Juan Carlos Vela Cabezas y en especial a José Antonio Delgado Oviedo y familia, pues han cedido a la Hermandad casi todas las figuras, casas, molinos, fuentes...
Gracias a todos por vuestra desintersada colaboración. ESTO ES HACER HERMANDAD y  lodemás son milongas.
FELIZ NAVIDAD Y QUE EL SEÑOR DE LAS PENAS OS LO PAGUE.

Fotografías de Juan Carlos Vela Cabezas, José Antonio Delgado y Sonia Sánchez Molero (www.ciudadrealcofrade.com)

No hay comentarios: