viernes, 1 de octubre de 2010

Misericordia Inmaculada



Después de varios días observando a la Virgen de la Misericordia os dejo este pequeño artículo sobre el concepto artístico de Inmaculada:

-La Santísima Virgen de la Misericordia es una talla realizada por Juan Ventura en 1989. De característica plenamente sevillana, se nos muestra una Virgen Niña, muy joven. Responde a una imagen idealizada de la virginidad de María. Esto ya lo sabemos. El por qué de este artículo viene pues he podido leer que la saya color jazmín y no rosa, ha gustado a algunos y a otros no. Efectivamente para gusto los colores, pero alguien se ha parado a pensar por qué se le ha vestido así. Intentaré, en breves líneas explicarlo.

El Dogma de la Inmaculada Concepción es muy moderno. Data el citado Dogma de 1854 por el Papa Pio IX. No obstante la Nación que desde siempre manifestó su amor a María fue España. Desde la Contrarreforma, España se caracterizó por una ultradefensa de la Inmaculada Concepción, llegándose incluso a las manos en la ciudad de Sevilla entre los que defendían esta idea y los que no. Incluso en el seno de la Iglesia había defensores y detractores, franciscanos y dominicos, respectivamente. Ni siquiera en Roma se aceptaba del todo, de ahí su tardía proclamación, aunque sin ser Dogma, se declaró Fiesta de guardar en toda la Iglesia desde 1708 por orden del papa Clemente XI.

Por eso, la Fiesta de la Inmaculada fue fiesta de guardar en todos los reinos de su Majestad Católica, es decir, en todo el Imperio español, desde 1644. España celebra a la Inmaculada como patrona y protectora desde 1644, siendo el 8 de diciembre Fiesta de carácter nacional. Durante la celebración de dicha festividad, los sacerdotes españoles tienen el privilegio de vestir casulla azul. Este privilegio fue otorgado por la Santa Sede en 1864, como agradecimiento a la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción que hizo España.

Iconográficamente, la Inmaculada siempre dio problemas. Los artistas no sabían cómo representar una Idea Divina que desde el inicio de los tiempos se guardaba en la Inteligencia de Dios. Así la Historia del Arte, en un primer momento, representa la Inmaculada mediante la representación de sus padres, san Joaquín y santa Ana, describiendo el episodio conocido como Abrazo ante la Puerta Dorada, una leyenda piadosa que simboliza la reconciliación de ambos progenitores y la concepción de María libre de todo pecado por intervención sobrenatural de Dios. Este tema iconográfico fue muy usual en el arte Gótico y el Renacimiento.


Giotto. Abrazo en la Puerta Dorada. 1304

 El primer pintor que se atreve a realizar una Inmaculada fue Jacopone Bandino Panciatichi, en el siglo XV, del cual beberán otras fuentes posteriormente.


A partir del siglo XVI, pero más intensamente en los siglos XVII y XVIII, comienza a aparecer la imagen de la Inmaculada con características iconográficas propias. Ya no se alude a sus padres sino que se representa a María con los atributos propios de esta devoción. Las primeras representaciones de la Inmaculada se realizan en el XVI. En España, uno de los primero ejemplos será el de Juan Pantoja de la Cruz. Hay que destacar en este período primitivo a Miquel Bestard realizará en 1614 otra Inmaculada con la túnica jazmín.

Otros autores que también trataron el tema fueron El Greco Alonso Cano y Zurbarán


El Greco. Inmaculada. 1614

Fracisco de Zurbarán. Inmaculada. 1625


Alonso Cano. Inmaculada. 1648

Pero, será en Sevilla donde se asiente la iconografía de la Inmaculada de mano de Francisco Pacheco, maestro y suegro del genial Velázquez ya en el XVII. Pacheco además de pintor fue un gran tratadista y será el encargado de dejar por escrito la teoría de cómo representar a la Inmaculada. Como habréis comprobado en estas primeras representaciones la Virgen va vestida con túnica color jazmín que representa la pureza, la virginidad y la sabiduría.


Francisco Pacheco. Inmaculada. 1621


Velázquez. Inmaculada. 1619

No hay que confundir esta imagen con la de la Encarnación, pues la Santísima Virgen en esa escena va vestida de rojo y no de jazmín, ni de blanco.

La Virgen aún de blanco, escucha el mensaje del Arcángel. Aún Dios no se ha encarnado.


Encarnación. La Virgen va de rojo. Ya ha aceptado llevar a Jesús y está dentro de Ella, por eso sus ropajes son del citado color.


Pero cómo representar los atributos de la concepción inmaculada. Este problema ya los resolvió Jacopone Bandino: rodeando a la imagen de la Virgen con los símbolos laetíficos: Stella Matutina (Estrella de la mañana), Specullum Iustitiae (espejo de justicia) , Turris Eburnea (torre de marfil), Vas spirituale (Vaso espiritual), Domus Aurea (Casa de oro), Rosa mystica…
Ignacio de Ries. Inmaculada. Mediados del XVII

Así, en un primer momento, se representa a María según describe un pasaje del Apocalipsis: coronada por doce estrellas, la luna a sus pies y dotada de alas. Pisa la serpiente del Génesis, símbolo demoníaco, pues ella es la imagen de la Nueva Eva, es decir, un nuevo Pueblo: la Iglesia que lleva consigo a Jesucristo, llamada a salir adelante frente a las trampas del maligno. No obstante poco a poco irá despareciendo la Mujer del Apocalipsis para crear una nueva Inmaculada Asumpta al Cielo. Será entonces Bartolomé Esteban Murillo quien una formalmente el tema inmaculista con la creencia en la Asunción de María en cuerpo y alma a los cielos. Así, aparece María rodeada de ángeles en el momento de descender de los Cielos, como criatura pura creada por Dios. A partir de este momento se dejará de utilizar la túnica jazmín y siempre la Virgen irá vestida ya de blanco. Queda por tanto, así definido, el modelo iconográfico de la Inmaculada Concepción, modelo plenamente español

Murillo. Inmaculada. 1660

Por eso considero que desde el punto de vista artístico, simbólico y devocional, ha sido un acierto por parte de la Hermandad vestir de este modo a la Virgen de la Misericordia. Quizá, como pega, hubiera sido más conveniente vestirla así para la Fiesta de la Inmaculada. No obstante, es una innovación estilística en la Ciudad Real cofrade, digna de elogio.

1 comentario:

claudio rafael Morales dijo...

Muy interesante y educativo, gracias.