jueves, 7 de octubre de 2010

Hoy es la Virgen del Rosario



Hoy celebramos la Festividad de Nuestra Señora del Rosario. Es ésta una advocación antigua transmitida por la Orden de Predicadores de Santo Domingo (Dominicos). Cuenta la tradición que la Virgen se apareció en 1208 a Santo Domingo de Guzmán en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos. Le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres; además, le ofreció diferentes promesas referentes al rosario. El santo se lo enseñó a los soldados liderados por su amigo Simón IV de Montfort antes de la Batalla de Muret, cuya victoria se atribuyó a la Virgen. Por ello, Montfort erigió la primera capilla dedicada a esta advocación.




En el siglo XV su devoción había decaído, por lo que nuevamente la imagen se apareció al beato Alano de la Rupe, le pidió que la reviviera, que recogiera en un libro todos los milagros llevados a cabo por el rosario y le recordó las promesas que siglos atrás dio a Santo Domingo.

En el siglo XVI, San Pío V instauró su fecha el 7 de octubre, aniversario de la victoria en la Batalla de Lepanto (atribuida a la imagen), denominándola Nuestra Señora de las Victorias; además, agregó a la letanía de la Virgen el título de Auxilio de los Cristianos. Su sucesor, Gregorio XIII, cambió el nombre de su festividad al de Nuestra Señora del Rosario. A causa de la victoria en la batalla de Temesvár en 1716, atribuida por Clemente XI a la Virgen del Rosario, el papa ordenó que su fiesta se celebrase por la Iglesia Universal. León XIII, cuya devoción por esta advocación hizo que fuera apodado el Papa del Rosario, escribió unas encíclicas referentes al rosario, consagró el mes de octubre al rosario e incluyó el título de Reina de Santísimo Rosario en la letanía de la Virgen.

En 1399 los DOminicos llegaron a Ciudad Real, quizá, entre otras cosas, por la existencia de alguna familia judía. Y ya se sabe esta orden dirigía la Inquisición.  Juan Rodríguez de Villa Real hizo donación del inmueble donde había estado la sinagoga mayor, a la Orden de Predicadores. Esta fue transformada en la iglesia de San Juan Bautista. Así mismo se donó a la citada Orden unas casas anejas al mismo, donde se levantó el convento. Este convento dominico ocupaba la manzana de calle Mata, callejón de la Barrera (actual Compás de Santo Domingo) , Real de Barrionuevo (Libertad actualmente) y la actual calle Alcántara. La donación se hizo al prior del convento de San Pablo de Sevilla, siendo confirmada al año siguiente al que fuera primer prior del de Santo Domingo de Ciudad Real, fray Alonso de Sanlúcar.  La iglesia parece que era de tres naves y tras su desamortización en 1843 fu derribado, usándose sus restos para levantar la Plaza de Toros.

Guardaba este convento una venerada Imagen de Nuestra Señora del Rosario, la cual tuvo Cofradía propia,  fundada en el siglo XVI, siendo ésta la más antigua de la ciudad, según se recoge en la sentencia realizada por el Visitador General de Ciudad Real y Campo de Calatrava en 1727, sobre el orden que habían de guardar las Cofradías en las procesiones generales.
Esta entrada quiero dedicarla a mi abuela Virginia que todos los días del año se reza varios rosarios para que el Señor nos acompañe y no guíe y para la salvación de las ánimas del Purgatorio de la familia.
Felicidades a nuestros paisanos de Las Casas y Luciana y en especial a nuestro amigo Juan Luis (Juanito), lucianero de pro, que está en Afganistán con las tropas españolas y pronto estará entre nosotros.

No hay comentarios: