miércoles, 1 de septiembre de 2010

Seguimos soñando.


Ayer Madrid se volvió a vestir de rojiblanco. Y es que estos últimos años gobernados por el lado oscuro (el Barça y el nacional socialismo catalán), Madrid necesitaba de alguna alegría futbolísitca. Esta vez no se la ha dado el Real, sino el Atlético. Dos trofeos europeos que han alegrado a la ciudad y la han engalanado con los colores rojiblancos. Ah, y por si nadie lo sabe, tras ganar 4-0 al Real Sporting, somos líderes provisionales en la clasificación... dos años despué. Este año podemos dar guerra en la Liga.



 








No hay comentarios: