domingo, 22 de agosto de 2010

Tercera y última de la Feria de Ciudad Real


Fotografía el Dia de Ciudad Real

Ayer concluyó con más pena que gloria la Feria Taurina de Ciudad Real. Concluyó con una corrida sosa, donde el ganado estuvo por encima de los diestros. Hicieron presencia en nuestro coso Enrique Ponce, Julio Aparicio y El Juli.





De nuevo el reloj anduvo atrasado once minutos, pero a las 19:30, el respetable empezó a quejarse y el reloj movió rápidamente las agujas para acercarse a la hora de inicio.Con una Plaza con un lleno de más tres cuartos, se esperaba una gran tarde de toros, mas no fue así.





Enrique Ponce cortó las dos orejas y el rabo en su segundo con un toreo sencillo y técnico, pero sin duende y sin pellizco. Hizo una faena de cara al fan, de cara al espectador con poco conocimiento de la lidia. Llevó al cornúpeta con la punta de la muleta casi toda la faena. Solo una tanda llevó al animal por su sitio. La mano izquierda no la usó nada más que una tanda y al comprobar que por ese pitón la cosa sería más difícil, los naturales no fueron seguidos ni ligados. A mi opinión una faena más, concluida con un elegante ejercicio gimástico. Mató a su enemigo de una estocada certerea. Demasiado premio para mí y no comparto la decisión del presidente. De su primer toro poco se puede decir ya que el animal fue flojito y rehusó la pelea.




Llegó un esperado Julio Aparicio y deseábamos ver una faena de arte y de duende. Nos fuimos con la desilusión de que su actuación fue bochornosa. A su segundo toro, quinto de la tarde, le aplicaron dos varas y en la faena estaba entero para haberle sacado un gran partido. Seguramente el mejor toro de la feria. Como de su primera faena no sacó nada ya que el toro fue malo, pensó que para qué hacer faena. Le dio cuatro muletazos mal dados y le dió matarile en un pis pas. Qué triste ver a personas así... en fin, esperemos no verle más por Ciudad Real.

Y el Juli ayer mostró la versión de la máxima figura de toreo en la actualidad con su primer toro. Hizo la mejor faena de la Feria: Le hizo un quite por chicuelinas precioso, de lo mejor de las tres tardes. El toro fue tratado bien en las varas y aguantó la faena. Como el animal humillaba pudimos ver la mano baja del Juli. Mandó bien por ambos pitones y mató con una media estocada tendida y muy certera. Una oreja. Lo curioso surgió en el último de la tarde. A mitad de la faena de un buen toro, marchó a por el acero y se lo quitó del medio. Los aficionados nos quedamos fríos al ver cómo despachaba al astado. Pitidos y no abrió la Puerta Grande porque no quiso. No obstante, para mí, la mejor faena de la Feria a su primer toro.



Como nota final me quedo con un detalle muy bueno, la Banda de Música de Calzada, que ha demostrado, tanto en los toros como en la Procesión de la Virgen del Prado estar a un nivel muy superior de la de la Capital.



Feria sosa, sin gracia, sin duende...esperemos que el año que viene mejore la cosa y no se hunda más una Feria complicada, entre otras cosas por el desconocimiento y condescendencia de gran parte de los asistentes a la Plaza de Ciudad Real.


AHI QUEDÓ.

No hay comentarios: