martes, 20 de julio de 2010

Y al final, la fiesta


Y al final, tiempo para la fiesta, pues depués de dos horas de procesión, también se agradeció algo fresquito para reponer fuerzas y pasar un rato agradable con amigos y conocidos en un lugar tan acojedor como la Casa-hermandad de las Penas, que al situarse en plena plazuela hace las veladas más agradables, intensas e interminables para algunos...
¿quién ha dicho, que la gente joven no está presente en las Cofradías?


Los sacerdotes charlan amistosamente tomando un refrigerio tras la procesión en un rato de convivencia con costaleros, junta de gobierno y amigos en común.
y a algunos también les llegó la derrota, pues la noche al final puede con nosotros, sin lugar a dudas una de las mejores noches del verano, donde el ambiente cofrade vuelve a resurgir y nos da ese alivio o empujón para trasladarnos hasta Santa Teresa, que bien seguro que ya habrá apaciguado este calor.




















No hay comentarios: