lunes, 28 de junio de 2010

Amigos de lo ajeno


En esta bendita tierra, también conviven con nosotros esa calaña de "gente", que más seguro estoy que la propia ignorancia les hace caer en el triste pecado de la sustracción como reliquia, pues no veo sentido alguno, el que cada cierto tiempo sean ultrajadas nuestras Imágenes Titulares como si de objeto abandonado se tratara, pues si de lo que se trata es el negocio económico, la alcancía no sacará a nadie de la crisis que sufrimos,pues es más el valor sentimental de los donantes que el verdadero valor económico.

Y es que este fin de semana la Imagen de la Stma. Virgen de la Misericordia ha sido objeto de ello, y curiosamente en dos ocasiones, pues cuando el que escribe dio cuenta de la falta del Rosario de su mano izquierda, aún quedaba su broche prendido en el tocado del pecherin y casualmente en la tarde de ayer domingo también desapareció.

¿serán las mismas personas?, ¿Será casualidad?; Sea lo que fuere, lo cierto es que cada vez que alguien sustrae lo ajeno se comete un delito, pero aquí no vale quejarse, pues la respuesta es la de siempre: "Si no lo tuviera no se lo llevaban", Por lo cual de nada sirve y es un riesgo que cada hermandad asume, eso sí, esperemos no tener nunca ningún problema por que estos personajes, amigos de lo ajeno en un tirón rápido no se les venza ninguna Imagen encima,y después si esto pasara nos echaramos las manos a la cabeza, aunque si esto pasara, no quiera Dios, la culpa seguiría siendo nuestra por haberla dejado dentro de un Templo.

1 comentario:

"Perchelero" dijo...

Tristemente es más de lo mismo, no se tiene respeto por nada y eso lleva a robar un perfume en una tienda, lo mismo que se acerca uno a una imagen sagrada y tiene la poca verguenza de tocarla para robarle una joya. Definitivamente se han perdido todos los valores y eso lleva, además de a otras muchas cosas, a perder el respeto por lo que significa una imagen sagrada para los cofrades, catolicos y creyentes.
Un fuerte saludo.