miércoles, 26 de mayo de 2010

Pequeños tesoros de un Viernes Santo Pasionario

El Viernes Santo por la mañana recorre nuestras calles la llamada Pasionaria de San Pedro. Esto de las Pasionarias es de las pocas cosas que quedan de la Semana Santa antigua de Ciudad Real y podemos afirmar, sin temor a ofender a nadie, que ésta se ha quedado anquilosada en los años 60 en muchos aspectos. El término de Pasionaria se ha dado desde siempre en Ciudad Real a las procesiones parroquiales, agrupando dentro de ellas a las Cofradías pasionistas de cada parroquial. Por eso estas Hermandades son las más antiguas de Ciudad Real. Al igual que en otras ciudades castellanas, estas Pasionarias siguen una narración cronógica de la Pasión, de ahí posiblemente el nombre de "Pasionarias". En Zamora, León, Valladolid, Cuenca, Salamanca durante el Jueves y Viernes Santo, procesionan las Cofradías más antiguas poseedoras de multitud de Pasos. Véase el caso de la Cofradía de la Vera+Cruz de Zamora que procesiona la friolera de once pasos (Santa Cruz, el Lavatorio, la Santa Cena, Oración en el Huerto, Prendimiento, la Flagelación, la Coronación de Espinas, la Sentencia, el Ecce-Homo, Jesús Nazareno de la Vera+Cruz y la Dolorosa) o la de Jesús Nazareno, vulgo la Congregación, que en la madrugada pone en la calle otros once pasos (Jesús camino del Calvario, la Caída, Jesús de la Redención acompañado por el Cirineo, las tres Marías siguiendo a Jesús, Jesús Nazareno, la Verónica, la Desnudez, la Crucifixión, la Elevación de la Cruz, la Agonía y Virgen de la Soledad). Así mismo en todas las ciudades anteriormente señaladas, las Cofradías creadas tras la Guerra Civil poseen uno o dos pasos.




Jesús camino del Calvario, el Cinco de Copas (La Congregación)




Cristo de la Redención de Zamora, obra de Mariano Benlliure

Todo este patrón cofrade se dio en Ciudad Real. Nuestra ciudad no fue ajena al desarrollo de cofradías barrocas, dándose una génesis cofradiera similar. De este modo se dio el mismo proceso con las Cofradías del Santo Crucifijo de San Pedro y del Crucifijo de la Caridad de Santiago. Ambas en el siglo XVII organizaban la procesión parroquial con Pasos de la Cofradía. Con el devenir del tiempo y al no poder procesionar todos Pasos, éstos fueron cedidos a otros grupos de fieles que fueron, poco a poco, creando Cofradías independientes a las primitivas. Esta es una de las causas por las que en Ciudad Real tenemos veinte y cuatro hermandades de penitencia.


A día de hoy, con una población no demasiado cofrade y demasiado playera, creo que el número de hermandades es excesivo y así se ha demostrado este año con un descenso generalizado de nazarenos en las procesiones del Jueves y Viernes Santo. Este problema tiene más causas que expondremos en otra entrada.

A título personal no me disgusta el concepto de Pasionaria pues es algo nuestro y que viene de tiempo inmemorial. El decaimiento de estas pasionarias tienen varias causas:


1.- Falta de entendimiento entre las Cofradías que participan en cada procesión de manera conjunta, haciendo algunas valer sus intereses frente al bien comunitario. Todo ello provoca cortes, parones...

2.- Horas de salida. Por ejemplo, el Viernes Santo mañana, a las 10:45, no es una hora para salir en procesión. Hace años quizá sí, pero hoy no , quizá por motivos estéticos, por motivos de falta de población para sacar más nazarenos y costaleros, por motivos de recorrido... La sociedad actual se ha vuelto cómoda y madrugar para salir en la procesión, actualmente, no motiva a muchas personas.



3.- El empeño de muchas Juntas de Gobierno por mantener costumbres ya desaparecidas en otras Cofradías y amparándose en una tradición mal entendida. Podemos destacar el mantenimiento de recorridos enormes, el no atravesar calles con más regusto, la contemplación de cortejos nazarenos con poco decoro (túnicas sin planchar, cortas o incluso usando túnicas antiguas que no son las reglamentarias según los estautos de cada Hermandad) y sin sentido (multitd de estandartes y gallardetes, la mayoría de mala calidad de sedas de colores y en un estado pésimo de conservación que carecen de toda simbología). Los exornos florales de muchos de estos pasos dejan mucho que desear y parece que las flores se han echado encima de los pasos sin ton ni son. Cofradías ancladas en los años 60, pero que no han sabido guardar aquel esplendor como la participación de varias bandas de música, numerosos nazarenos en los cortejos, presencia de armaos (algo muy manchego), algunos de ellos a caballo abriendo la procesión, el ejército escoltando a los pasos... Eso sí aún mantienen los cetros niquelados y las presidencias tras los Pasos de hermanos mayores con traje, sin vestir su túnica y acompañados de "generosos"donantes y oficiales de Junta de Gobierno a cara descubierta. Vamos auténicos próceres que merecen ser vistos por todos.




En definitiva, la Pasionaria de San Pedro debe ser mejorada por sus mismas Cofradías. Sus Juntas de Gobierno deben levantar el ancla, ser valientes, cambiar pero sin perder las esencias cofrades...todo ello debe hacerse porque a la calle sale la Iglesia y no se puede dar la imagen que muchas Cofradías ofrecen . Desde la Plazuela os animamos a todo ello.

De esa mañana de Viernes Santo dejo varios pequeños tesoros dignos de ser mostrados: Dos estandartes de antes de la guerra de la antigua Hermandad de la Coronación de Espinas y los cuatro ángeles mancebos tallados por nuestro escultor, paisano y amigo Luis Fernando Ramírez Mata para el Paso del Stmo. Cristo del Perdón y de las Aguas.










No hay comentarios: