viernes, 19 de marzo de 2010

Todo está cumplido

SEXTA PALABRA

Todo está cumplido

Del evangelio de San Juan:
“Cuando Jesús lo probó, dijo: “Todo está cumplido”. E inclinando la cabeza, expiró”


Con los brazos extendidos en el madero y las manos clavadas, Jesús se ha vuelto impotente y derrotado para todos. Pero los caminos del Señor no son nuestros caminos, ni sus pensamientos nuestros pensamientos…
En realidad, esta es la hora de la plenitud, en la que superadas todas las insidias y tentaciones, puede decir al Padre: “Todo está cumplido”

La plegaria de Jesús por nosotros alcanza su punto supremo en la ofrenda que hizo de sí mismo al padre en la hora de la cruz.. Todos los infortunios de la humanidad, todas las súplicas, todas las intercesiones de la historia de la salvación están recogidos en este grito del Verbo encarnado.

Todo está cumplido, todo ha sucedido según las escrituras, todo ha acontecido según el designio del padre, Jesús muere en el extremo despojamiento y humillación, es la elección de dios, la elección del amor, que queriendo recuperar a los desdichados, se hace misericordia, se rebaja, se vacía de sí mismo para volcarse en nosotros como fuente de vida.
Es la hora del gran silencio, la hora en que como discípulos de Cristo, ya no podemos hacer nada, solo permanecer en su amor, permanecer en oración junto a él clavados en la cruz, junto con María esperando que germine la semilla que cayó en tierra buena y regada con la sangre del maestro dará su fruto, nos dará la vida eterna.

Señor Jesús
la hora más grande de la historia
ha llegado y se ha cumplido.
Tú eres todo
todo ha sido derramado
todo ha sido dado
tu inclinación de cabeza es poder infinito,
ahora nuestras Penas cobran sentido
nuestras Penas son tus Penas
y tu último aliento acoge al espíritu del Padre
Todo está cumplido.

No hay comentarios: