lunes, 22 de febrero de 2010

Y nos fuimos de Pregón...


Ya lo decíamos el otro día. El sábado nos fuimos de Pregón a los Remedios, donde un buen cofrade nos deleitó con un pregón sentido y cariñoso, de esos qu emocionan porque emanan del corazón y de la fe de un cristiano y cofrade convencido.
Pregón que se escuchó

"...desde la alturas de Abén Canes
hasta los vacíos del Pozo de don Gil.

Por la senda de la vieja Calatrava,
entre los mudéjares que se abren al Camino Real
de la Imperial Toledo.
Por el paseo triste a la sombra de los álamos.
por las calles de la Morería
por las aljamas olvidadas de Sara y los judíos..."

Seguro que a muchos el Pregón no gustó porque hablaba de quienes no son considerados aptos en esto de la Semana Santa o porque no se vio reflejado en él o incluso, porque a lo mejor alguna Cofradía de la que se habló no le parece demasiado ejemplar...En fin, para gusto los colores, pero no hay más verdad que aquello que emana del ser y del corazón y no de la razón y la inquina. Quien tenga oidos que oiga...
Termino este artículo con un parrafo que nos llegó al corazón a muchos de los allí presentes.
"Y a la verita del Carmen
y cerquita del zaguán
con sus Penas escondidas
la lección enseñaran
de lo que es el ser cofrade
con sus Penas, la Hermandad".

Gracias Miguel.

No hay comentarios: