miércoles, 17 de febrero de 2010

Memento Homo, pulvis es et in pulverem reverteris


Hoy ya es Miércoles de Ceniza. Hoy iniciamos la Cuaresma con la frase del día Memento Homo, pulvis es et in pulverem reverteris ("recuerda hombre, polvo eres y en polvo te convertirás"). Esta frase extraída del capítulo 3 del Génesis intenta recordar al hombre de lo que está hecho y a donde regresará tras su muerte. Quiere recordarnos lo efímero de la vida y que debemos estar cerca de Dios. Por eso el tiempo de Cuaresma debe ser un tiempo de oración, reflexión y preparación para la Pascua del Señor.


Hoy es para los católicos día de ayuno y abstinencia, igual que el Viernes Santo, se realiza la imposicion de la ceniza a los fieles que asisten a Misa. Estas cenizas se elaboran a partir de la quema de los ramos del Domingo de Ramos del año anterior, y son bendecidas y colocadas sobre la cabeza o la frente de los fieles como signo de la caducidad de la condición humana, como signo penitencial y de conversión, que debe ser la nota dominante durante toda la Cuaresma. El sacerdote puede hacer una cruz con la ceniza en la frente de los fieles o dejar caer un poco de ceniza en la cabeza de ellos. Mientras lo hace repite las palabras "conviértete y cree en el Evangelio". Tambien se utilizan las palabras "Recuerda que polvo eres y en polvo te has de convertir", para significar que la vida es efimera.


La Cuaresma (latín: quadragesima, Cuadragésimo día (antes de la pascua) es el periodo del tiempo litúrgico (calendario cristiano) destinado por la iglesia Católica Romana, además de ciertas iglesias evangélicas, aunque con inicios y duraciones distintas, para la preparación de la fiesta de Pascua. La duración de cuarenta días simboliza entre otras cosas, el retiro de Jesús 40 días en el desierto previo a su ministerio y el retiro de 40 días de Moisés en el desierto. También simbolizan los 40 días que duró el diluvio, además de los 40 años de la marcha del pueblo Judío por el desierto y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto. A lo largo de este tiempo, los fieles católicos están llamados a reforzar su fe mediante diversos actos de penitencia y reflexión.



Cuaresma, momento fuerte, que la Iglesia nos propone para poner en práctica la limosna, la oración, el ayuno. Estas son prendas con que la Cuaresma nos invita a que revistamos nuestro
espíritu. Sin ellos, nuestro espíritu queda expuesto a las inclemencias de estos tiempos laicistas.

Jesús nos exhorta a que recubramos nuestro ánimo con estas prendas que son garantía de salvación.

¡¡¡Ánimo!!!

No hay comentarios: