domingo, 23 de agosto de 2009

Qué poco se merece la Señora Prado


Intento morderme la lengua todo lo que puedo pero es que me enveneno y lo paso realmente mal. Ayer volvió a salir nuestra Excelsa Patrona a las calles de la vieja Civitas Regia y parece más un entierro de tercera que una procesión de Gloria. No soy un especialista en liturgia ni pretendo serlo. Además en Ciudad Real tenemos licenciados en tal materia y no es mi intención dar lecciones a nadie, pero cuando sale la Madre de Dios a las calles, creo que debe ser honrada como lo que es.


Mi indignación comienza cuando contemplo que al concluir la Solemne Función de la Octava, el celebrante y los concelebrante pasaron delante de la Señora de Ciudad Real y ni le cantaron la Salve, ni la incensaron... Bueno se cantó el Himno de la Virgen del Prado o de Ciudad Real... pero ¿y la Salve?.........



Por la tarde salió la procesión, del mismo modo que el día 15 de agosto. Qué pena, Madre del Prado, qué poco te mereces....Ni una gota de incienso, en el más estricto silencio, con una banda municipal que es mejor ni comentar... para ese menester que no saquen más esta banda y vamos en silencio penitencial....

Me pregunto, ¿por qué no se puede sacar un cuerpo de acólitos que inciensen el camino de la Virgen? ¿Es que no hay nadie para tal función o es que no se quiere hacer? ¿No puede ir una buena banda más cerca del Paso de la Virgen? No sé, quizá ofenda a algunas personas que puedan leer ésto, pero es lo que siento y creo que entre todos los hermanos podemos dar un poco más boato y honor, dentro de las normas litúrgicas procesionales, cuando Ella salga a visitarnos cada agosto.


Fotos de don Ernesto Naranjo (gracias por estas bellas imágenes y perdona el atrevimiento).

1 comentario:

Franito dijo...

Durante el ofertorio, en la misa, la Virgen si fue incensada. Por lo demás de acuerdo contigo Paco.