lunes, 11 de mayo de 2009

Nuestra Chata, más sola que la Luna

Increíble grabado del gran maestro grabador del siglo XIX, Gustave Doré.


¡Qué sola estas Canina!

¿Quién te podrá consolar?

Ay, que pena tan grande,

verte de esa forma llorar.


No hay comentarios: