jueves, 26 de febrero de 2009

Un hombre.


Sólo basta con este sustantivo: hombre. Eso es lo que es don Emilio Gutiérrez, un HOMBRE. La ira y la desesperación pudo este martes con una víctima de la bomba de ETA en Lazcano. Armado con un mazo, destrozó la "heriko taberna" de este municipio. Tras ser arrestado por la Ertzaintza, quedó en libertad con cargos. "No hay solución, ojo por ojo", dijo.
Pero lo más triste es que vivimos en el país del no pasa nada. A este señor le destrozan cuatro sinvergüenzas su casa y encima él se va a la cárcel. Pero, ¿y el trato de la policía autonómica vasca? Es vergonzoso. Eso es lo que tenína que hacer ellos: clausurar todos los bares etarras. Aún voy más allá. El alcalde de la localidad dice que no se pueden aceptar reacciones como ésta. ¿Y la de los etarras si? Claro, siempre la escusa es la misma: tenemos miedo...en fin.

Os dejo un enlace al blog de apoyo de Emilio Gutiérrez.: www.justicierolazkao.blogspot.com
En fin. Un abrazo y mi apoyo a don Emilio.

No hay comentarios: