lunes, 2 de febrero de 2009

La Fiesta de la Presentación del Señor en el Templo


Nos enviaba nuestro buen amigo y hermano en el Señor, Juan Carlos Vela, un interesante artículo sobre la fiesta que hemos celebrado hoy. La Presentación del Señor en el Templo. Allá va, como el caballo de copas.

Aunque es una fiesta del SEÑOR, la tradición popular celebra el día de“la Candelaria” recordando este momento importante de la vida de la Sagrada familia de Nazaret.

Es una fiesta antiquísima de origen oriental. La Iglesia de Jerusalén la celebraba ya en el siglo IV. La peregrina Egeria, que cuenta esto en su famoso diario, añade el interesante comentario de que “se celebraba con el mayor gozo, como si fuera la Pascua misma”. Desde Jerusalén, la fiesta se propagó a otras iglesias de Oriente y Occidente. En el siglo VII, si no antes, había sido introducida en roma. Se asoció con esta fiesta una procesión de las candelas.

Comenzó a ser conocida en Occidente, desde el siglo X, con el nombre de Purificación de la Bienaventurada Virgen María. Fue incluida entre las fiestas de Nuestra Señora. Pero esto no era del todo correcto, ya que la Iglesia celebra en este día, esencialmente, un misterio de nuestro Señor. En el calendario romano, revisado en 1969, se cambió el nombre por el de “la Presentación del Señor” ,que es una indicación más verdadera de la naturaleza y del objeto de la fiesta.

La Marialis Cultus recuerda que “la fiesta del 2 de febrero debe ser considerada, para poder asimilar plenamente su amplísimo contenido, como memoria conjunta del Hijo y de la Madre, es decir celebración de un misterio de la salvación realizada por cristo, al cual la Virgen estuvo íntimamente unida como Madre…”

No hay comentarios: